Esperanza Aguirre adquiere un carruaje con pinchos tirado por cuatro caballos negros de ojos sangrientos

EXPULSAN VAPOR DE SUS FAUCES Y EN SUS OJOS SE PERCIBE LA FURIA DEL FUEGO