15.8 C
Madrid
viernes, junio 21, 2024
viernes, junio 21, 2024

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete
InicioOKTodayDerrota de Taylor Swift en el Bernabéu contra los blancos
- Publicidad -

Derrota de Taylor Swift en el Bernabéu contra los blancos

CRÓNICA DEL BAÑO BLANCO QUE DIERON LOS DE FLORENTINO A LA DE PENSILVANIA EN SUS DOS CONCIERTOS EN "LA PONCHERA"

La de Pensilvania salió a arrasar, pero el templo blanco, con 65.000 personas, es una plaza no apta para novatos. La Leona soñaba con salir victoriosa de su aventura española, pero nada pudo hacer contra los de Florentino, reyes en su reino, el Santiago Bernanéu. La hinchada swiftie se volvió a casa cabizbaja ante unos merengones engrasados como la locomotora de fabricación española que es el Real Madrid.

Hay que admitirlo, el rugido de la marabunta brilli-brilli emocionaba a cualquiera, pocos seguidores más entrenados que los de la gata con botas. Taylor arrancó a la defensiva, con sus temas del Reputation. Tiqui-taca. Tranquilidad. Ella vale y sabe que vale. Sale a ganar. Todavía quedan tres horas por delante La Pantera de Nylon no tiene prisa, apuesta por el desgaste y se apoya por los rugidos de su hinchada rosa. Pero poco puede hacerse contra un oé oé oé de unos Ultrasur cincuentones que saben lo que se hacen. Y es que la veteranía, ya lo dicen, es un grado. El bastión swiftie empieza a caer y se ven ya las primeras lágrimas en las gradas. “¿Y si, después de todo, perdemos?”.

Desde el pitido inicial, los blancos salieron al campo como un vendaval y no se dejaron amedrentar por la furia rubia y sus 69 camiones. Swift no dio tregua, pero los de Ancellotti tampoco. No habían pasado veinte minutos (con los temas Cruel Summer, The Man, You need to calm down) cuando Vinicius, la Saeta Parda, abrió el marcador con un soberbio cabezazo contra Swift, culminando una jugada de laboratorio orquestada don maestría por los chicos de Florentino. Al final sí tuvo que calmarse la chica, vaya que si lo hizo.

Pero entonces llegó chupinazo: Shake it Off. Pase, remate y gol.

La jauría feminista de la americana se pone como loca. El equipo blanco, desconcertado, intenta recomponer sus líneas, pero Swiftie está imparable. Hay ganas de fiesta. Sus seguidores, pertrechadas a 34 grados de temperatura con lentejuelas y toda la iconografía de la artista, creen que pueden salir de allí victoriosos. Enlaza su gran hit con Champagne Problems, regateando a solas, con un recinto entregado. La Cotorra Plateada busca el hat-trick. Los blancos no saben qué hacer… así que hacen lo que mejor saben hacer, sudar la camiseta y confiar en el árbitro. Camavinga se desfonda y no se amedrenta. Entrada durísima contra las piernas eternas de Swift, que no puede evitar caer al suelo. El magiar maravilloso, aumentó la cuenta con un disparo teledirigido desde fuera del área que dejó sin opciones al guardameta rival. La afición madridista, enardecida, coreaba sin cesar, celebrando cada toque de balón como si fuera una obra de arte, porque eso es lo que era, porque eso es lo que se vivió anoche en la ponchera, que pedía una victoria.

Dos a dos. Swift se levanta y se queja. El árbitro la pone en su sitio y la manda callar. De poco sirvió tanto empoderamiento o como se llame. Aquí no, en casa florentino el empoderacionamiento se queda en la puerta, bonita.

El festival de goles no se detuvo ahí. Los blancos aguantaron las tres horas y media como jabatos. Vinicius firmó su doblete con una jugada de fantasía, burlando a tres coristas antes de batir al portero con un remate ajustado al palo. Swift, el Compás Carmín, desbordada por un Madrid que jugaba a placer, por divertirse, como lo haría un gato con un ratón muy atractivo de pelo perfecto.

Las swifties, finalmente, quedaron pañales delante del equipo rey, que cuando manda, manda. El avión privado de la Hiena Dorada abandonó Madrid con el rabo entre las piernas. 

El brazalete con la bandera rojigualda demostró a los friendship bracelets que el Bernabeu solo tiene un color: el blanco.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

- Publicidad -
- Advertisement -

Noticias relacionadas

- Publicidad -