- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Reciclaje

El Gobierno calcula que, con el fin del estado de alarma, unos 10.000 españoles saldrán de los iglús de reciclaje donde se escondieron hace un año

ALGUNOS HAN SIDO VACUNADOS SACANDO EL BRAZO POR EL AGUJERO DEL CONTENEDOR

Con el fin del estado de alarma decretado en octubre para controlar la pandemia, los miles de españoles que decidieron refugiarse en iglús de reciclaje de vidrio hace ya más de un año hasta que todo pasara empezarán a salir de su escondrijo, según previsiones del Ejecutivo. “Los datos mejoran y la protección que ofrecían estos contenedores ya no es necesaria”, confirman los expertos.

Según datos de Ecovidrio, más de diez mil españoles decidieron acomodarse en alguno de los 235.259 iglús de reciclaje repartidos por todo el país. Algunos de ellos se atreverán a salir de nuevo para recuperar parte de la normalidad, pero otros se han acostumbrado ya al calor de esos contenedores. “Buena bebida, buena ubicación, hablas con gente nueva desde el agujero… nunca había socializado tanto y además me ahorro la mascarilla”, comenta desde el interior de un inglú madrileño uno de los miles de ciudadanos escondidos.

“Me vacunaron la semana pasada pidiéndome que sacara el brazo por el agujero del iglú. Me siento más seguro, pero es que este iglú es más espacioso que mi apartamento, y me ahorro el alquiler. No sé, tengo dudas, ya veré si salgo”, declara otro “esquimal”, como se hacen llamar estos ciudadanos. Añade que “reciclar vidrio nunca había sido tan fácil, no tengo que hacer nada”.

Muchos españoles conscientes de esta situación dejaban restos de comida y bebida en algunos envases, sabiendo que los habitantes del iglú lo agradecerían. A partir de ahora, con el fin del estado de alarma, ya no será necesario si, efectivamente, toda esta gente recupera sus viviendas anteriores.