- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Cancelan una operación porque el perro del hospital se ha quedado dormido en la camilla del quirófano

LLEVABA TODA LA MAÑANA DESENTERRANDO HUESOS Y ESTABA MUY CANSADO

Esta tarde, el personal sanitario del Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona se ha visto obligado a cancelar una operación de triple bypass coronario porque Melindro, el perro del hospital, se ha quedado dormido en la camilla del quirófano. “Lo hemos visto tan a gusto, ahí con la cabecita apoyada sobre las patas, que hemos decidido no despertarlo”, declara Eusebio Martínez, director jefe de la planta de Cardiología.

“Mirad qué cosa tan linda”, han dicho las enfermeras al encontrarse al perro durmiendo sobre los utensilios médicos con los que se pretendía restaurar el flujo de sangre al corazón de Enrique Matojo, de 56 años, desviándolo por fuera de una arteria que está bloqueada. “Enrique llevaba meses en lista de espera para someterse a esta intervención, pero a veces en medicina ocurren imprevistos de este tipo”, ha explicado el cirujano que iba a realizarle la operación.

Melindro, el perro del Hospital Vall d’Hebrón, llevaba toda la mañana corriendo de un lado a otro, enterrando y desenterrando huesos, y estaba muy cansado. “Si lo despertamos ahora lo tendremos que aguantar durante todo el turno de noche”, explica un celador del centro. “Lo mejor es dejar que duerma y tratarlo con cariño porque cuando se enfada es bastante revoltoso”, añade.

“Es un buen perro, pero reclama mucha atención”, concluye.

El centro ya ha reprogramado la intervención coronaria de Enrique Matojo para dentro de dos meses. “No le hemos dado cita antes porque, por las mañanas, tenemos que sacar a Melindro a pasear o acaba meando y cagando en los pasillos”, se excusan desde el hospital.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones