- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El perro del hospital vuelve a salir corriendo con un riñón en la boca

ÉL SABE QUE SE ESTÁ PORTANDO MAL

Melindro, el perro del Hospital Vall d’Hebrón, en Barcelona, ha vuelto a portarse mal esta mañana y, jugando, ha cogido por segunda vez este mes un riñón del quirófano y ha salido corriendo con él entre los dientes, según han confirmado diversas fuentes. “¿¡¡Qué llevas ahí!!?? ¡Abre la boca, abre la boca!”, le ha gritado la jefa de cirugía tras ver que el perro ha salido corriendo de la sala de operaciones con algo entre los dientes.

“Malo, malo, a ver de dónde has sacado esto tú… venga, escupe, escupe”, le ha regañado la jefa de cirugía corriendo detrás de él. Lo que le preocupa a la facultativa no es tanto el riñón en sí como el hecho de que el perro pueda tragárselo y le siente mal. “Al riñón no le pasa nada porque la boca de un perro está mucho más limpia que la de un médico y nosotros aguantamos los órganos con la boca mientras hacemos las incisiones”, dice.

El hospital ha admitido que es la tercera vez que ocurre este mes y ha prometido que, en la próxima ocasión, valorará instalar la caseta de Melindro fuera del quirófano. Desde la Organización Nacional de Trasplantes han lamentado también que el perro del Hospital Vall d’Hebrón sea tan juguetón y no se porte tan bien como los perros de los otros hospitales.