Ya sabemos que encontrar el punto G es para muchos hombres un proyecto de vida que nunca termina. De hecho, es la búsqueda sobre sexo más repetida en Google entre varones adultos de 18 a 65 años. ¿Pero qué pasa con el placer masculino? ¿Es que el cuerpo de ellos no tiene secretos para nosotras? Por supuesto que los tiene. Y uno de los grandes desconocidos se llama «glande».

Hemos salido a la calle a preguntar a las mujeres por el «glande» y esto es lo que opinan del tema.

Gloria R., farmacéutica: «El glande es un invento. Algunos se sienten amenazados por la idea del clítoris, ese centro del placer lleno de terminaciones nerviosas, y por eso se inventaron el suyo propio. Patético».

María L., estudiante: «Dicen que está metido debajo del prepucio. Y yo digo: ‘Venga, pues enséñalo. Si está ahí, quiero verlo’. Y nada. Pregunta por la calle, a ver si alguno te lo enseña. Son burradas».

Araceli C., tuitera: «Mira, de los hombres ni me hables. Los tengo a todos bloqueados».

Sandra P., abogada: «Yo una vez toqué algo así como viscoso, pero no miré, así que podía ser cualquier cosa. Tampoco me importa mucho lo que hagan con sus cosas, mientras me saquen luego lo que sea que hayan metido, yo a mi aire».

Victoria H., profesora: «¿Glande? Primera noticia. Será un invento de esos para vendernos chorradas».

Rosa E., socióloga: «Como su nombre indica, el glande es una especie de glándula y en ella tienen los hombres las neuronas. Creo yo, vamos».

Pilar F., periodista: «Yo no me creo ni que tengan polla. Como para fiarse de ellos a estas alturas».