Horóscopo de la semana – Leo: No estarás tan en contra de los ‘spoilers’ si vienes a leer tu horóscopo cada semana

SEMANA DEL 13 DE MAYO

Aries

Sufrirás un fuerte golpe en la cabeza que te provocará ganas de votar a Díaz Ayuso en las próximas elecciones.

 


Tauro

Llevas 482 días encerrada en casa. Quizás ha llegado el momento de asumir que el repartidor de Amazon no va a venir.

 


Géminis

Siempre has sido una mujer muy optimista, pero eso es porque hasta este próximo jueves no te había ocurrido ninguna desgracia de verdad. A partir de la semana que viene serás pesimista.
 


Cáncer

Por supuesto que tus gatos son tus hijos, lo único que te decimos es que es mejor que les des de mamar cuando se vayan las visitas.

 


Leo

No estarás tan en contra de los ‘spoilers’ si vienes a leer tu horóscopo cada semana.

 


Virgo

No olvides difundir tus opiniones sobre los últimos capítulos de Juegos de Tronos, por favor. Recuerda que tus 23 seguidores de Twitter las están esperando desde hace años.
 


Libra

Estamos bastante seguros de que los bancos de semen solo aceptan donaciones de hombres. Lo mejor es que escupas eso y vuelvas a casa.
 


Escorpio

Hay días que preferirías no levantarte de la cama. Lo que no sabes es que la mayoría de la gente también preferiría que no te levantaras de la cama.
 


Sagitario

Hemos estado escuchando a todas las voces de tu cabeza y nuestra favorita es la de la niña, quizás deberías dejar que sea ella la que tome el mando a partir de ahora.
 


Capricornio

El cajero del supermercado siempre te da mal el cambio porque, viendo lo que compras, es difícil imaginarse que seas capaz de sumar y restar.
 


Acuario

Por supuesto que felicitaste a tu madre el domingo porque era el Día de la Madre en Estados Unidos. ¿Cómo no ibas a hacerlo si, con todas las series y películas que ves, ya eres prácticamente de allí?
 


Nazi

Entendemos que no te guste hacer publicidad de arroz gratis, pero poner SOS en la arena realmente podría ayudarte a ser rescatada de esa isla desierta.
 


Piscis

La próxima vez, antes de proclamar a los cuatro vientos que tu chico es muy maduro, espera a ver cómo reacciona cuando su equipo queda fuera de la Champions. A ver cómo explicas ahora a tus padres que no viene a comer porque está llorando desde hace una semana.