Que París marca tendencia en la moda es un hecho, y que todo lo que triunfa allí acaba triunfando en el resto del mundo también. En las últimas semanas se ha despertado la locura con los chalecos amarillos. Esta prenda ‘low cost’ nos encanta y se ha convertido en el complemento más ‘in’ de la temporada, ¿pero cuándo llegará a España? ¿Estamos preparados para llevarla?

Sin duda, el mes de noviembre ha sido el mes del “Rebel total look” en la capital mundial de la moda. Las calles de París se llenaron de ‘influencers’ luciendo esta pieza fresca y elegante. Ideal para llamar la atención gracias a sus tonos fosforitos, los ‘trendsetters’ franceses suelen acompañarla de bengalas y máscaras. ¡El fuego ha venido para quedarse!

Si buscas el ‘outfit’ ideal para un cóctel también de moda, el molotov, el chaleco amarillo es tu complemento perfecto. ¡Sácate una buena foto rodeada de humo y triunfarás como nunca en Instagram! Tiendas como Zara o H&M ya se están peleando por defender nuestros derechos y traer a España este chaleco, pero de momento no hay demanda suficiente.

La razón por la que el chaleco amarillo no triunfa aquí es porque ya tenemos el chaleco de plumas, ¡que también nos encanta! ¡Qué difícil elección! ¿Look ‘rebel’ que lucha por sus derechos o look casual “conservative”? ¡Ojalá se pudieran combinar los dos porque nos encantan!

‘Influencers’ como Dulceida y Paula Echevarría han sido las primeras ‘celebrities’ en ponerse el chaleco amarillo, una en la alfombra roja de Vogue y la otra cambiando una rueda del coche en el kilómetro 133 de la AP9. ¡Y las dos estaban monísimas!

De momento, para disfrutar del accesorio más ‘in’ del momento todavía hay que irse a París, pero no desesperes, muchos ‘tuiteros’ españoles ya han empezado a lucir el chaleco en el interior de sus casas, así que es cuestión de tiempo que empiecen a verse en nuestras calles.

Aunque en algunas obras de España sí es cierto que se puede ver a gente luciendo este chaleco, la verdad es que ninguno de ellos es español. ¡Si los lucieran con más estilo a estas alturas ya estaría de moda! ¿Por qué no se dedican a mover piedras en lugar de meterse en el trabajo de los ‘influencers’? ¡A veces os juro que si tuviera el ‘outfit’ apropiado saldría a la calle a protestar!