Hoy en día, las aplicaciones de citas son la mejor manera de encontrar el amor. Pero, por desgracia, a veces es difícil valorar al candidato perfecto entre tanta foto de músculos y largas biografías. Para que no pierdas el tiempo con cenas o paseos por el parque que no te llevarán a ningún sitio, hemos buscado a los cinco tíos de Tinder que más se parecen a tu padre.

Aunque en la foto Ramón aparece sonriente, cuando se toma dos cervezas empieza a ponerse faltón y posesivo, exactamente igual que hacía tu padre con tu madre cuando tú te escondías debajo de tu cama.

Antonio sale sonriente en todas sus fotos, pero luego en persona es muy serio. Suele sentarse en el sofá a gritarle a la tele mientras bebe hasta quedarse dormido. Fuma en el coche y jamás acepta un no por respuesta. ¡No lo dejes escapar!

A priori Max, a solo 14 kilómetros de ti, no se parece en nada a tu padre, pero lo cierto es que tiene los mismos pelos en el hombro que tiene él, por no mencionar que el olor de sus pedos es exactamente igual que los de tu padre. También tiene las mismas zapatillas de andar por casa, así que si tienes suerte también podría tirártelas al enfadarse contigo.

Luca es italiano pero ahora está viviendo a solo cuatro kilómetros de ti. Es muy romántico al principio, pero en cuanto coge confianza empieza con el chantaje emocional. También es el número uno en crearte una dependencia hacia él que te anula como persona. ¡Por no hablar de sus ojos azules!

Nadie se parece más a tu padre que tu propio padre. Tu madre tardó más de 30 años en atreverse a dejarlo. ¡Por algo será!