El líder del PP, Mariano Rajoy, expuso el pasado lunes su programa de gobierno durante la ceremonia de investidura para, días más tarde, anunciar la lista de personas que compondrían el Ejecutivo. Alfredo Pérez Rubalcaba, por su parte, ha concedido una rueda de prensa para decir que, a día de hoy, él también está aplicando su “forma de hacer política” en una “utopía socialista” que mantiene desde hace unos meses en una partida de Los Sims 3, el popular videojuego de emulación social. Según él, perder las elecciones no debería ser un obstáculo para demostrar “que pueden hacerse las cosas bien, sobre todo teniendo en cuenta que la política es una profesión con vocación de servicio al ciudadano, aunque el ciudadano sea un muñeco virtual”

Rubalcaba se presentó con el popular diamante sobre su cabeza.

Este giro de su política a los videojuegos se ha visto como algo natural en Rubalcaba, quien durante la pasada campaña ya buscó el voto en el modo multijugador del juego Call of Duty. Rubalcaba se presentó a la rueda de prensa con un soporte que le permitía mantener sobre su cabeza el popular diamante verde que indica la vitalidad de los personajes del videojuego. “No es que no esté sabiendo digerir la derrota electoral o que, al parecer, todo el mundo prefiera a Carme Chacón antes que a mí, sino que quiero comunicar que es posible hacer política en Los Sims y demostrar que mi programa electoral tenía todo el sentido. Y la prueba está en que todos mis sims tienen trabajo, todos disponen de vivienda y todos orinan cuando tienen que orinar en un clima de libertad y concordia ajeno a la crisis global”. Según él, el éxito de su programa es palpable en el hecho de que todos los sims “tienen el diamante de marras de un color verde muy vivo”.

En Bahía Percebe, uno de sus barrios de Los Sims, el socialista ha dispuesto una casa en la que conviven dos hombres y otra en la que viven dos mujeres. “Con total normalidad y naturalidad. Y tendrán hijos, vaya que sí. Lástima que no domino muy bien los minijuegos de conversación y la pareja de lesbianas no termina de funcionar muy bien. Una tiene una aventura con un hombre. Pero así es mi política: libertad sexual desde el respeto, la igualdad y el diálogo”, dice el político.

El socialista admite que “el tema de la conciliación” es probablemente el asunto en el que más deba trabajar a nivel de políticas sociales. “El matrimonio Larousse apenas se ve tres horas al día, porque él es abogado y ella trabaja como rata de laboratorio en horario nocturno, pero esforzándose y estudiando conseguirán atravesar esa etapa hasta alcanzar nuevas cimas profesionales”, explica. Reconoce, sin embargo, que en política “todo es mucho más sencillo cuando eres tú quien diseña a los ciudadanos, desde el carácter al color del pelo, pero eso no quiere decir que se hayan recortado sus libertades, porque a veces le dices a uno que se vaya a la cama y luego se levanta a ver la tele o se pone a tontear con la vecina arruinando su matrimonio”.

El alter ego de Rubalcalva en el juego.

Desde el PP no han tardado en criticar el paternalismo de la política de Rubalcaba y el hecho de que en su partida todo parezca indicar que ha activado “el truco del dinero”, lo que según los populares indica una forma de hacer política a golpe de “talonario y subvención”. Los periodistas trasladaron este punto de vista al socialista y le hicieron alguna pregunta sobre las políticas de inmigración que estaba llevando a cabo en el juego.

“Por supuesto que hay políticas de inmigración”, decía el socialista. “He puesto una piel muy morenita a muchos de mis sims. Y sí, el truco del dinero ha tenido lugar pero eso es porque lo divertido en estos juegos es amueblar la casa y pintarla. Y con los sueldos de mierda que cobran no se puede hacer casi nada”.