- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un albañil publica sus Obras Completas

APROVECHA SU JUBILACIÓN Y REÚNE FOTOGRAFÍAS DE SUS MEJORES TRABAJOS

-

La demolición de una solera de hormigón con medios mecánicos para la apertura de una zanja, la ejecución de un pavimento de 20 centímetros de espesor y mallazo electrosoldado o la instalación de una válvula anti-retorno son algunos de los casi 2.500 trabajos que el albañil jerezano Antonio Ramos ha fotografiado en el transcurso de su dilatada trayectoria profesional. La editorial Taschen los publica ahora a todo color aprovechando la jubilación del obrero, impuesta por sus continuos dolores de espalda.

«Aunque sean mis Obras Completas no he metido mis trabajos de juventud porque no dominaba la técnica y aburrirían a la gente» ha declarado Ramos en la presentación del libro, que ha tenido lugar esta mañana en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. «El hormigón, la arena húmeda y los tubos de PVC forman parte de nuestro paisaje vital. Hemos querido reunirlos en un libro que captara la belleza que desprende el trabajo de los albañiles. Un esfuerzo constante por moldear el caos de la Naturaleza y someterlo a los designios de la civilización. Todo esto está en la obra de Ramos. Sólo hay que saber mirar más allá de los ladrillos», explicaba un portavoz de la editorial.

El libro cuenta con un prólogo de Juan José Millás, viejo conocido del albañil desde que éste le cubrió una terraza con una contundente estructura de PVC. «También me ayudó a colgar unas cortinas de mi estudio y eso que no entraba dentro de su especialidad», apunta Millás. En el prólogo, el escritor revela que su padre tenía un taller de aparatos de electromedicina y vincula su trabajo al del albañil jerezano, describiendo a ambos como «frugales demiurgos de la vida diaria».

«Son todo tochanas, muros, zanjas y poleas. Como mucho, en algunas fotos aparecen al fondo obreros comiéndose un bocadillo. Quiero decir que estamos, probablemente, ante el libro más coñazo que se haya publicado después del ‘Ulises’ de Joyce. Y luego está el tema de que el yerno del albañil es un alto cargo de la editorial», declaraba a los periodistas el crítico literario Álvaro Depeche.

Pese a las críticas que señalan que el libro tiene escaso interés, tanto la editorial como el obrero han procurado amenizar la presentación y acercar a la audiencia a la realidad de la albañilería. Aparte del catering que ha preparado la esposa de Antonio Ramos -el cual incluía tortilla española, huevos revueltos, morcilla y pimientos rellenos-, el autor ha levantado, con la ayuda de tres aprendices, un pequeño muro de ladrillos frente a los periodistas donde ha escrito con tiza «Los cimientos de mi vida». Luego ha leído una lista de piropos «de los que solemos soltar a las mozas de buen ver». Dichos piropos se recogen también en el Anexo II de las Obras Completas, justo después del glosario técnico.