- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un estudio identifica las víctimas del «bullying»

SUELEN SER COBARDES Y LLORICAS

Este sujeto no respondería al perfil, según el estudio.

Los «mocosos endebles», los «debiluchos que sólo saben huir como ratas y correr con su mamá» y los gordos «lloricas con culo de mono» son los principales afectados por esta práctica discriminatoria según un estudio. La comisión investigadora, formada por profesionales del Hospital de Mar y de la Universitat de Barcelona, tampoco excluye a las «gordas con granos y aliento de butano» ni a los «llorones meones que no tienen cojones».

El «bullying» o acoso escolar está presente en la mayoría de países del mundo aunque con distintas tasas de prevalencia. «En este trabajo queríamos estudiar a las víctimas y no a los agresores, que ya han sido ampliamente analizados. Para ello hemos contado con la colaboración de éstos últimos, que mediante entrevistas y cuestionarios nos han ayudado a dibujar el perfil de los afectados», dice Antón Piedrahita, jefe de la investigación. «Hemos llegado a la conclusión de que los mocosos débiles y despreciables son los más susceptibles de ser acosados y agredidos».

En el informe de la investigación se aclara que, debido a una malinterpretación, el estudio estuvo a punto de obtener resultados completamente sesgados. «Un señor de cincuenta años llamó por teléfono asegurando ser víctima del ‘bullying’. No respondía a la caracterización tipo y nos rompió los esquemas totalmente. Tras ese dato se desprendía que las víctimas eran niñas con coletas, aparatos y bigote» confesó Piedrahita en la rueda de prensa. «Todo se aclaró a la semana siguiente: resultaba que este señor no había sido agredido por adolescentes que practican kick boxing, sino que había ido al restaurante de Ferran Adrià y se sintió maltratado cuando le llegó el tiquet, pero le aclaramos que aquello no tenía nada que ver con el objeto de nuestra investigación».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.