- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

La policía decide no investigar un asesinato porque «el pasado es el pasado» y «vamos a cuidar a la gente viva porque los muertos, muertos están»

“INVESTIGAR UN CASO ES ABRIR HERIDAS”, INSISTEN LAS AUTORIDADES

Este contenido es posible gracias a las personas que respaldan El Mundo Today con su suscripción. Ayúdanos a seguir siendo el mejor medio de información del país y suscríbete.

Esta semana, después de encontrar un cadáver tirado entre unos contenedores y con numerosas heridas de bala en pleno centro de Madrid, la Policía Nacional decidió no investigar el supuesto asesinato porque «el pasado es el pasado» y «vamos a cuidar a la gente viva porque los muertos, muertos están». Entendiendo que “hay que mirar al futuro porque de nada sirve pensar en el pasado”, los agentes optaron por abandonar el caso y centrarse en evitar otros delitos que están por venir.

Esta nueva filosofía del Cuerpo Nacional de Policía persigue un trato mucho más cercano de los agentes con las personas que todavía están vivas. “No podemos seguir destinando tanto tiempo y recursos a una persona que se ha muerto y luego a los vivos no darles ni los buenos días”, reflexiona el comisario Jalón, del distrito centro de la capital. “Por supuesto que es una tragedia que hayan asesinado a un hombre, pero desgraciadamente encontrar al asesino no lo va a devolver a la vida”, razona.

Las autoridades son muy conscientes de que investigar un caso supone abrir heridas e incomodar a gente que lo está pasando mal y que se esfuerza por dejar atrás el dolor. “En ocasiones, al duelo se le une el sentimiento de culpa por haberlo matado. ¿Cómo vamos a molestar a una persona que está pasando por ese infierno?”, se preguntan los agentes. “La vida es demasiado corta como para ponerse a investigar muertes”, zanja el inspector Grisales, responsable del departamento de homicidios de Madrid.

En virtud de estas nuevas directrices, miles de presos españoles serán liberados inmediatamente porque “todos cometemos errores y no podemos quedarnos anclados en ellos, pues la vida es demasiado bonita como para malgastarla encerrado entre cuatro paredes por algo que se hizo años atrás”.

spot_img

Suscríbete a nuestro boletín de titulares

Últimas publicaciones

spot_img
spot_imgspot_img