- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Después de tres días viviendo en la casa de Gran Hermano VIP, Carlos Franganillo asume que ha cometido un error abandonando Televisión Española

“PUES, SI QUIERE VOLVER, TENDRÁ QUE PASAR POR MASTERCHEF CELEBRITY”, ACLARA EL ENTE PÚBLICO

Este contenido es posible gracias a las personas que respaldan El Mundo Today con su suscripción. Ayúdanos a seguir siendo el mejor medio de información del país y suscríbete.

El periodista Carlos Franganillo, que se había convertido en uno de los rostros más reconocibles y en un referente en los informativos del ente público, fichó la semana pasada por Mediaset. A los tres días de convivencia forzada en la casa de Gran Hermano VIP, el periodista ha asumido que cometió un error abandonando Televisión Española. Ahora vive un infierno rodeado de gritos y se ve obligado a superar pruebas diarias junto a famosos que, exceptuando Karina, no sabe ni quiénes son.

Franganillo entiende ahora a sus compañeros que viajan a zonas en guerra para cubrir la información sobre los conflictos armados. 72 horas dentro de la casa de Guadalix le han bastado para ver lo peor del ser humano. Franganillo ha insistido a los responsables del programa para que le dejen salir, pero estos le han remitido al contrato que firmó con la cadena.

Además de sus problemas contractuales con Mediaset, a Franganillo se le complica la vuelta a TVE. “Si quiere volver, tendrá que pasar por Masterchef Celebrity”, aclaran desde el ente público. Franganillo, respetado presentador de informativos, en estos momentos es consciente, desde la litera que comparte con el tiktoker Luca Dazi, de que ha cometido el mayor error de su vida cambiando de empresa.

Para poder salir de la casa, Franganillo tendrá que ser expulsado por la audiencia, pero eso es muy complicado porque tiene muchos compañeros que llaman más la atención y generan más animadversión. “Ya he asumido que tendré que pasar aquí los próximos seis o siete meses sin poder informarme de nada de lo que pasa en el mundo”, lamenta el periodista.

spot_img

Suscríbete a nuestro boletín de titulares

Últimas publicaciones

spot_img
spot_imgspot_img