- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Un detective con el síndrome del impostor empieza a sospechar que el asesino es él

AL FINAL, HA CONCLUIDO QUE ES "DEMASIADO INÚTIL" PARA PERPETRAR UN CRIMEN TAN COMPLEJO

Un detective de la agencia Don Fisgón, en Murcia, ha empezado a sospechar esta semana que el asesino en serie al que lleva meses intentando dar caza es él mismo. Admite que su conjetura se basa en gran medida en el síndrome del impostor que padece desde que comenzó su andadura profesional hace un año y medio. «Los inspectores hablan con una firmeza, con una experiencia a sus espaldas, que dejan claro que son representantes de la ley y el orden. Yo, en cambio, no lo sé. Siento que soy una farsa, hasta el punto de creer que igual soy el culpable intentando disimular», explica el detective.

Este profesional argumenta que un asesino que intentara hacerse pasar por detective para dar pistas falsas tendría las mismas dudas que él, siempre preocupado por aparentar profesionalidad. «El que sabe lo que hace, no necesita estar pendiente de si se nota o no. Yo, en cambio, me veo siempre desde fuera, me pregunto si esa frase que he dicho, si eso que he hecho, me hace quedar bien o mal, si es propio de alguien profesional o no», declara.

«La mente es poderosa, una persona podría autoengañarse hasta el punto de olvidar un asesinato para que no lo cazaran. ¿Y si soy yo esa persona?», razona el detective.

Al cierre de la edición, el detective ha concluido que «las habilidades que se requieren para asesinar a alguien y luego encima despistar a las autoridades fingiendo ser un detective exceden con mucho mis capacidades. Soy demasiado inútil para algo así».

Últimas publicaciones