- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Greta Thunberg, todavía transportada por los tres policías, empieza a sospechar que se han perdido

“ENCIMA NO DEJA DE HABLAR DEL PLANETA, COJONES”, SE QUEJAN LOS AGENTES

Una semana después de que la detuvieran, Greta Thunberg, todavía transportada por los tres policías que la desalojaron de una protesta en el pueblo de Lützerath, en Alemania, empieza a sospechar que se han perdido. Los agentes han recorrido ya cerca de 250 kilómetros con la activista en brazos y esta cree que no saben a dónde la están llevando.

Inicialmente, Thunberg pensaba que los agentes alemanes la alejarían del foco de las protestas y la dejarían a varios metros del lugar en el que la cogieron pero, siete días después, y todavía llevada en volandas, la joven activista empieza a creer que la están llevando a casa y que se han desorientado. “Cada uno tira para un lado y así es muy difícil avanzar”, lamenta.

Los policías han pedido refuerzos para poder transportarla más rápido y deshacerse de ella cuanto antes. “Encima no deja de hablar del planeta, cojones”, se quejan. “Llevamos días dando vueltas en círculos, esto empieza a ser muy desesperante”, discuten los agentes. “A mí no me pagan para esto”, protesta uno de ellos, con los brazos doloridos.

Desplazarse en brazos de tres policías está acarreándole muchas críticas a Greta Thunberg, pues sus simpatizantes no entienden que una ecologista utilice un medio de transporte impulsado por fuerza animal.

Últimas publicaciones