- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Así es Mario Vaquerizo, el camarero que se ha hecho famoso gracias al anuncio viral de la Comunidad de Madrid

El último anuncio del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso presentado en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) ha causado sensación estos días y ha encumbrado a uno de sus protagonistas, un camarero llamado Mario que encarna en el vídeo los rasgos más característicos de los madrileños. ¿Pero quién es en realidad este desconocido hostelero del que todo el mundo habla?

  • Su nombre completo es Mario Vaquerizo Caro. Nace en Sevilla en el seno de una familia humilde, pero pronto se muda al barrio madrileño de Vicálvaro, donde a los 16 años empieza a trabajar sirviendo copas en el bar Nancy.
  • A los 20 años, decide montar un grupo de música con su hermana Marta, pero lo tiene que dejar por la incompatibilidad horaria (Mario trabaja de seis de la mañana a seis de la mañana, durmiendo en cortos intervalos tirado tras la barra del local, y solo puede ensayar cuando el patrón se ausenta para ir al baño o al estanco).
  • A los 25 años, decide dar un vuelco a su vida pidiendo trabajo de camarero en el bar Nancy 2, pero se da cuenta bien pronto de que la situación no es mejor en este local. Intenta retomar el proyecto musical junto a su hermana Marta, pero de nuevo la incompatibilidad horaria frustra sus ambiciones (Mario trabaja de seis de la mañana a seis de la mañana, durmiendo en cortos intervalos tirado tras la barra del local, y solo puede ensayar cuando el patrón se ausenta para ir al baño, al estanco o al Nancy, del que también es propietario).
  • Incapaz de resistir aquellas condiciones laborales, Mario se arma de valor y solicita un puesto de camarero en el bar Nancy 3, aprovechando que el dueño es también el propietario del Nancy y del Nancy 2. Confiando en que esta vez será todo distinto, se reúne con su hermana Marta y le propone reactivar el grupo, pero de nuevo la incompatibilidad horaria frustra sus ambiciones (Mario trabaja de seis de la mañana a seis de la mañana, durmiendo en cortos intervalos tirado tras la barra del local, y solo puede ensayar cuando el patrón se ausenta para ir al baño, al estanco o a supervisar el Nancy y el Nancy 2).
  • A los 28 años, la vida de Mario da un vuelco inesperado cuando su jefe le comunica que no puede soportar la presión de gestionar el Nancy, el Nancy 2 y el Nancy 3, por lo que ha decidido empezar de nuevo inaugurando el Nancy 4. Le dice que confía en él para llevar la barra de este nuevo establecimiento y Mario, que en el fondo también ansía un cambio radical, acepta. Llevado por el optimismo, le propone a su hermana Marta retomar la música. Marta se muestra reticente, pero al final accede. Por desgracia, la incompatibilidad horaria de Mario frustra sus ambiciones (Mario trabaja de seis de la mañana a seis de la mañana, durmiendo en cortos intervalos tirado tras la barra del local, y solo puede ensayar cuando el patrón se ausenta para ir al baño, al estanco o a supervisar el Nancy, el Nancy 2 y el Nancy 3).
  • A los 32 años, Mario pide hablar con su superior, con quien ha establecido una relación de confianza, y le transmite su preocupación porque le ve estresado. Considera que en el Nancy 4 se están reproduciendo los vicios del Nancy, el Nancy 2 y el Nancy 3. Además, ya son varios los camareros del Nancy que han dejado el puesto y se han ido al Nancy 2, otros tantos del Nancy 2 lo han dejado desesperados para probar suerte en el Nancy 3 y ahora hay varios interesados en servir copas en el Nancy 4 que son también viejos conocidos del Nancy 3. El jefe, que ha dejado de fumar porque los viajes al estanco le quitaban tiempo para ocuparse del Nancy, el Nancy 2, el Nancy 3 y el Nancy 4, confirma que está pasando por una mala racha y que pensar en esos cuatro bares le da urticaria. Entonces Mario le propone dar un puñetazo encima de la mesa y tomar el control de la situación. «Montemos un bar, un proyecto nuestro, con nuestras normas», le dice. El encargado acepta y nace así el Nancy 5.
  • Cuando Mario cumple los 35 años, su vida es un caos total. Necesita ilusionarse con un proyecto musical, y en plena confusión le sugiere a su jefe montar un grupo y a su hermana Marta le propone abrir el Nancy 6, un bar de copas, cosa que le obliga a dejar el Nancy 5. Por desgracia, la incompatibilidad horaria acaba frustrando el plan de montar el grupo de música con su jefe (muy ocupado yendo al baño y supervisando el Nancy, el Nancy 2, el Nancy 3, el Nancy 4 y el Nancy 5) y de supervisar el Nancy 6 junto con su hermana, que trabaja de seis de la mañana a seis de la mañana, durmiendo en cortos intervalos tirada tras la barra del local.
  • Habiendo cumplido Mario la edad de 40 años, su hermana le comunica su intención de deshacerse del Nancy 6 para montar un grupo, por lo que Mario le propone a su jefe (que, tras dejar la música por incompatibilidad horaria, busca dar un giro a su trayectoria laboral para escapar de la asfixiante rutina del Nancy 5) que se encargue del Nancy 6, donde él, como camarero, trabajará de seis de la mañana a seis de la mañana, durmiendo en cortos intervalos tirado tras la barra del local.
  • A los 45 años, Mario se ve sacudido por la pandemia, como tantos otros, y su horario queda de pronto despejado. Consigue dormir más de cinco minutos seguidos y encuentra tiempo para tocar con su hermana y con su jefe, que se animó también. Las ambiciones artísticas del camarero cobran protagonismo y, al acabar el confinamiento, deja el Nancy 6 para probar suerte en el mundo del espectáculo, logrando así un papel en el anuncio de la Comunidad de Madrid, que se hace viral.
  • Gracias al apoyo de Madrid a la hostelería, el encargado del Nancy, el Nancy 2, el Nancy 3, el Nancy 4, el Nancy 5 y el Nancy 6 anuncia el nacimiento del flamante Nancy 7, al tiempo que se incorpora al proyecto musical de la hermana de Mario, en el que espera dar lo mejor de sí mismo si el tiempo se lo permite, consciente de que tiene que supervisar el Nancy 2, el Nancy 3, el Nancy 4, el Nancy 5, el Nancy 6 y el Nancy 7, además de ir al baño de vez en cuando y al estanco, porque durante el confinamiento volvió a fumar.
  • Al ser preguntado por su futuro después del éxito del anuncio, Mario Vaquerizo se muestra reticente a hacer planes, aunque reconoce su voluntad de darle un vuelco a su vida, quizá montando un bar o un grupo de música con su hermana Marta.

Últimas publicaciones