- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Los españoles saben que España ganará esta tarde a Japón porque recuerdan que en ‘Oliver y Benji’ los japoneses tardaban varias semanas en marcar un gol

Recordando que los japoneses acostumbran a correr a cámara lenta y a pasarse los partidos gritando, los españoles se muestran muy optimistas ante el España-Japón de esta tarde. «Tardan semanas en atravesar el campo y se pasan más tiempo diciendo el nombre de sus tácticas o en tener flashbacks sobre sus traumas entrenando que en jugar a fútbol de verdad, así que creo que el partido de esta tarde está ganado», dice Alex Parera, un aficionado español de 36 años.

Según diversos analistas, España lo único que tiene que hacer es recordar que el campo de fútbol no es curvo sino completamente plano y controlar a los escurridizos gemelos Derrick. «Con bloquear a uno, el otro queda inutilizado porque ya no puede hacer la catapulta infernal», admitía Luis Enrique esta mañana en su canal de Twitch.

La afición española también lo tendrá muy fácil para ver el partido de esta tarde porque podrá hacer comentarios jocosos sobre la serie Campeones (Capitán Tsubasa, en su nombre original) siempre que sientan mala conciencia por estar viendo un partido del Mundial de Qatar, celebrado en un país que vulnera sistemáticamente los Derechos Humanos.

«Cuando empiece pensar que estoy haciendo algo malo, haré algún sobre Mark Lenders lanzando chupinazos a olas de playa y se me pasará», admite un aficionado vallisoletano.

Refugiarse en la nostalgia y en los chistes frívolos es una de las estrategias más socorridas tanto por los hinchas como por muchos articulistas que dijeron que harían boicot al Mundial y finalmente se han visto obligados a publicar algo sobre el tema. «El chiste de Oliver y Benji era bueno, o me lo parecía, y yo quería… no sé, al final tienes que publicar algo sobre el tema del Mundial, ¿no? La gente lo espera», explica Kike García, autor de este artículo.

«El chiste era gracioso y conecta directamente con nuestra audiencia, que ya es algo mayor y siente añoranza por los dibujos de su juventud, cuando todo era más sencillo y no se veían atenazados por decisiones morales al ver la tele, ¿no? No sé», ha intentado defenderse García mientras se tocaba el pelo nervioso y se quitaba y ponía la gorra repetidamente, molesto por las certeras preguntas de este periodista (Kike García).

«Hago lo que puedo», concluye el articulista, que finalmente ha optado por recurrir a la manida metatextualidad para no renunciar a la publicación sin por ello dejar de señalar la «ignominiosa» (en sus palabras) celebración del Mundial.

«Pues no me convence», han comentado, por su parte, los lectores.

Últimas publicaciones