- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Las familias españolas, muy pendientes esta Navidad del primo que el año pasado defendía las criptomonedas

EL "CRIPTOPRIMO" NO HA CONFIRMADO SU ASISTENCIA A NINGUNA CENA

Con frases como «ganitas de verte primoooo» y «vamos, que ya queda menooos, ¿hay hambre o qué???», muchas familias han hecho saber en los grupos de Whatsapp de tíos y primos que tienen muchas ganas de ver al primo que el año pasado se pasó todas las fiestas defendiendo las criptomonedas y presumiendo de sus astutas inversiones en monedas digitales, tal y como ha podido saber la prensa. Algunos de estos primos llegaron a decir que, probablemente, el año pasado sería el último que pasarían las navidades en familia y no en algún paraíso tropical disfrutando de su fortuna, lo que, según algunos familiares, «hace que aún haya más ganas de verse las caras».

«Primo Rubéééén, ¿al final este año vienes a la cena de Nochebuena o estarás por ahí conduciendo tu Porsche invisible que has comprado con tu dinero mágico invisible de Interneeeeet? Es para planificarme, ¿sabes?», escribía esta mañana María Semprún, de Torrejón de Ardoz, en el grupo de Whatsapp «Primis».

Muchas familias, además, han adelantado al primo que el año pasado defendía las criptomonedas que van a necesitar más información este año sobre «el tostón del dinero de los videojuegos» porque en las navidades pasadas no les quedó muy claro el asunto y no entendieron nada, pese a que el «criptoprimo» estuvo 45 minutos explicando, usando símiles con polvorones, qué era un Bitcoin y por qué el resto de familiares estaba desaprovechando una oportunidad de negocio única al no invertir toda su fortuna en ellos, tal y como había hecho él.

«Hacedme caso, familia, que esto es el futuro y os voy a sacar de pobres a todos, pero bueno, vosotros mismos, luego no me vengáis llorando», llegó a decir el primo Rubén el año pasado.

«La verdad es que no me aguanto las ganas de ver al primo Rubén, a quien llamamos ahora Rubencoin o Rubenthereum… Qué ganas de tenerle sentado al lado y preguntarle cómo va su fortuna y si sigue siendo tan rico como decía que era el año pasado», han dicho sus familiares.

El primo que el año pasado invirtió en criptomonedas se ha negado a hacer declaraciones.

En las familias españolas no se vivía una situación así desde que el tío Paco invirtió en Forum Filatélico antes de que se descubriera que era una estafa y mandó «a tomar por culo» a «todos los imbéciles» de su familia que se negaron a hacerle caso e invertir, tal y como hizo él, todos sus ahorros en «una oportunidad única que os sacará de la puta miseria en la que vivís», y que se pasó las diez nochebuenas siguientes llorando en un rincón.

Últimas publicaciones