- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

¿El fin de los ilustradores? Un servidor utilizado para generar ilustraciones con Inteligencia Artificial ya va en patinete, usa ‘totebags’ y debe un mes de alquiler

TAMBIÉN USA 'TOTEBAGS' Y HACE TATUAJES

Desde hace algunos meses, los ilustradores de todo el mundo miran con recelo algunos programas de inteligencia artificial que son capaces de replicar dibujos de diversos estilos, lo que podría amenazar el futuro laboral de muchos artistas. Pero las alarmas no han saltado hasta esta semana, cuando la revista Wired ha informado de que un servidor informático que había sido utilizado para generar ilustraciones ha aprendido, por sí mismo, a montar en patinete y a no llegar a fin de mes. «Ahora sí que estamos jodidos», han dicho diversos profesionales del sector, que temen ser reemplazados por las máquinas en poco tiempo.

Según confirman algunas marcas para las que ha trabajado el ordenador, el software es tan avanzado que ni siquiera sabe reclamar facturas y es posible ignorar sus mails hasta que él deja de exigir cobrar, «exactamente igual que un ilustrador humano».

«En el momento en el que un servidor informático aprenda a comer sobras, a no salir de casa y a vestir con ropa de segunda mano… ¿Qué diferencia habrá con lo que aporta un humano? Ninguna», se queja Genie Espinosa, ilustradora española.

El servidor informático es ya tan indistinguible de un freelance que renderiza solo por las noches, no tiene horarios, apenas tiene tiempo de poner en orden su portfolio y se pasa el día hablando de un fanzine titulado «A puro fuego» que tiene a medias desde hace meses y que quiere vender a cinco euros en alguna feria de autoedición en la que acabará gastando más dinero del que gane.

ACTUALIZACIÓN: Según Wired, el ordenador de inteligencia artificial podría haber superado en inteligencia a los ilustradores humanos porque ha concluido por sí mismo que de la ilustración es imposible vivir y ha empezado a buscar un trabajo de verdad.

Últimas publicaciones