- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Un escritor olvida un signo de exclamación de cierre y obliga a leer toda su novela gritando

VARIOS LECTORES SE HAN QUEDADO AFÓNICOS Y HAN SUFRIDO ATAQUES DE ANSIEDAD

Alfonso Guzmán Ramírez, autor de la novela «Espiral de otoño», cometió un error que ha llenado esta semana las librerías de clientes descontentos exigiendo soluciones. Guzmán abrió una frase del primer capítulo con una exclamación que luego olvidó cerrar, forzando a sus lectores a leer más de 340 páginas gritando.

«Es imposible contagiarse de la poética, de la calma que pretende transmitir en la descripción de los paisajes, de las sutilezas de los diálogos, si tienes que leerlo todo a gritos», se queja Guillermo Bollo, dependiente de la librería Bollo de Bollo, en la provincia de Bollo. Y añade un ejemplo: «Abro el libro por una página cualquiera, y leo: «… EL CÁLIDO ABRAZO DE LA LUMBRE LLENABA LA ESTANCIA DE CALMA Y RECOGIMIENTO, RICARDO SE DEJABA MECER ADORMECIDO, AL AMPARO DEL HOGAR QUE CREÍA YA PERDIDO…’ ¿Alguien me puede decir cómo es posible que el protagonista se esté quedando dormido con esos gritos insoportables? Ni siquiera yo, que leo siempre en la cama, soy capaz de conciliar el sueño».

La editorial Surco se ha comprometido a retirar los ejemplares defectuosos, al tiempo que prepara una segunda edición corregida. Reconocen desde la empresa que han recibido protestas de numerosas bibliotecas, que han tenido que expulsar a decenas de usuarios por sus gritos. Mientras tanto, el autor quita hierro al asunto y recomienda «añadir la exclamación de cierre a bolígrafo, tampoco es para tanto». Sus lectores exigen «como mínimo» que ese signo que falta «lo añada él personalmente, porque como lectores nosotros no tenemos la potestad de alterar el texto original».

Muchos, entre los que se encuentra Guillermo Bollo, no descartan denunciar al sello editorial y al escritor por daños y perjuicios. «El estrés y la afonía son problemas muy serios», argumenta el afectado, al tiempo que recuerda, no sin emoción, que su abuelo falleció al intentar leer «Jesucristo versus Arizona», una novela sin puntos, y Seix Barral tuvo que indemnizar a la familia con 350.000 euros.

Al cierre de la edición, Alfonso Guzmán ha publicado en su perfil de Facebook la frase «¿Y si llegáramos a algún tipo de acuerdo…», dejando a todos sus seguidores pendientes de que acabe la pregunta que ha dejado flotando en el aire.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Últimas publicaciones

Recibe cada domingo, en tu buzón de correo, un resumen de las noticias más relevantes de la semana.