- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

La Guardia Civil no sabe cómo confesarle ahora a Marlaska que «un poco sí pegó»

LOS AGENTES LE JURARON QUE NO HABÍAN HECHO NADA PARA QUE NO SE ENFADARA, PERO AHORA SERÁ PEOR

Después de que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se haya dedicado a defender a capa y espada la actuación de la Guardia Civil en la frontera de Melilla, donde hubo al menos 23 muertos, los agentes de la benemérita no saben cómo confesarle que “un poco sí pegaron”.

Los guardas civiles agradecen mucho el apoyo del ministro, pero empiezan a sentirse mal cuando lo ven afirmar con rotundidad que se actuó de manera correcta en todo momento, pues en el fondo saben que “alguna hostia sí que dimos”. “Tampoco pensamos que se lo fuera a creer”, reconocen desde la Guardia Civil. “Estamos hablando de decenas de personas muertas, ¿qué cree el ministro que les pasó?”, se preguntan.

En un principio, los agentes le juraron a Marlaska que no habían hecho nada para que no se enfadara, pero ahora es peor porque la mentira se va haciendo más y más grande. “A nosotros se nos encoge el alma cuando lo vemos defendernos delante de la prensa”, explican los agentes. “No nos esperábamos que un ministro fuese tan ingenuo”, insisten.

Si los agentes hubieran sabido que la reacción de la mayor parte de la sociedad iba a ser tan tibia, en ningún momento se habrían esforzado para esconder la verdad. “Sinceramente, pensábamos que el asesinato de 23 personas habría indignado más a la población española”, comentan desde la Guardia Civil.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Últimas publicaciones

Recibe cada domingo, en tu buzón de correo, un resumen de las noticias más relevantes de la semana.