- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Felipe VI viaja a Qatar a apoyar a la Selección y Luis Enrique tiene la desfachatez de no sacarlo a jugar ni un solo minuto

Pese a que recorrió medio mundo para llegar a tiempo para el partido, y a que es «más español, por definición, que nadie», el seleccionador Luis Enrique no sacó a jugar a Felipe VI ni un solo minuto en el partido de ayer contra Costa Rica. «No digo que me pongan de delantero, pero me presento allí y me ignoran todo el rato… No se entiende», confesó Felipe VI después del partido, según algunas fuentes cercanas al vestuario de la Selección.

Según el monarca, una selección nacional representa a su país y él representa a España mejor que ningún deportista, por lo que «lo suyo» es que esté él en el terreno de juego saludando y recibiendo los pases de sus compañeros. «Se me ha quedado cara de tonto», habría comentado también el monarca en el vestuario, donde fue a saludar al «resto» de jugadores, en sus propias palabras.

En las imágenes de Felipe VI en el vestuario se le puede ver saludando al entrenador y a los jugadores y diciendo frases como «les hemos marcado siete goles» o «somos una maquinaria súper engrasada donde no falla ni una sola pieza, aunque el jefe aquí [el seleccionador Luis Enrique] tendrá la última palabra». Luego preguntó a los jugadores por su taquilla, dado que quería guardar en algún sitio sus zapatillas de deporte, sus pantalones cortos y su corona de competición.

El monarca se seguirá presentando a todos los partidos para ver si hay más suerte la próxima vez y el seleccionador capta la indirecta.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Últimas publicaciones

Recibe cada domingo, en tu buzón de correo, un resumen de las noticias más relevantes de la semana.