- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Esta es la forma correcta de comerse una mandarina en 16 cómodos pasos

La temporada de la mandarina va desde comienzos de otoño hasta marzo. La regla de oro para dar con una mandarina jugosa es poner en marcha el tacto, el olfato y la vista, pero comérsela no es nada fácil. Así debes hacerlo:

  1. Mmm, qué hambre… me comeré una mandarina, el snack saludable.
  2. ¡Qué fáciles de pelar que son! Voy a hincar la uña aquí, a ver si así…
  3. Oh, no se abre la puta piel de las mandarinas.
  4. ¡Ugh, me ha salpicado en el ojo! ¡Ahora estoy ciego!
  5. Ya sé, cogeré un cuchillo para pelarla, al final.
  6. ¡Mierda, me he cortado! Claro, coño, si es que no veo. 
  7. Uf, ahora a quitarle los trocitos estos blancos que saben a ano.
  8. Al fin, un gajito de mandarina… ¡Ñam! ¡A la boca!
  9. Uf, puaj, mierda, tiene hueso. ¡Este gajo me ha traicionado!
  10. Voy a comerme otro gajo. Vale, este está bien.
  11. Ahora huele toda la oficina a mandarina.
  12. Por supuesto, Marisa, de Contabilidad, se está quejando de que huele toda la oficina a mandarina. Anda y que la zurzan. Bien que ella se calienta sus fiambreras de calamares en el microondas y nadie le dice que apesta toda la oficina a chocho de merluza.
  13. Vale, voy a comerme el resto de gajos de mandarina.
  14. Ñam, qué rica. Oh, sí. Qué saludable. Uf, mierda, me ha vuelto a salpicar juguito en el otro ojo. Ahora sí que estoy ciego de verdad.
  15. ¡Oh, maldición, el último gajo de la mandarina sabía a culo!
  16. ¿Qué hago ahora? ¿Cómo me quito este sabor a jarabe infantil de la boca?

Último paso: abrir una bolsa de riskettos sabor queso.

Últimas publicaciones