- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Una gata vuelve a escaparse a la azotea para acabar en brazos de un bombero otra vez

SU DUEÑA SE HA TORCIDO EL TOBILLO INTENTANDO RESCATARLA Y HA TERMINADO EN BRAZOS DE UN MÉDICO

Solo una semana después de su última huida, la gata Rita, natural de Madrid, ha vuelto a escaparse a la azotea de su edificio con la intención de acabar en brazos de un bombero.

Al felino le encantan los bomberos y lleva meses haciendo todo lo posible para que vengan a verla. “Se va poniendo en situaciones cada vez más peligrosas para que los bomberos acudan a su rescate”, certifica Ana María Puerta, la dueña de la gata.

Los brazos fornidos y cariñosos de los bomberos tienen totalmente encandilada a Rita, que no duda en arriesgar su propia vida para disfrutar de la presencia de estos profesionales. Los bomberos acuden con tanta frecuencia a la casa de la dueña que ya han empezado a encargarse del animal, cambiándole la arena y rellenando su cuenco con agua usando sus mangueras. “Están todo el día salvando gatos y es normal que se encariñen con ellos”, declara Ana María. “Cuando están más de quince días sin venir, ya los echo de menos”, añade.

Ana María Puerta se torció el tobillo intentando rescatar a su gata, lo que le ha servido para acabar en brazos de un médico otra vez. “Espero que los médicos no piensen que utilizo a mi gata para ir a verlos”, se sincera Ana María. Según un estudio del INE, el atractivo de los profesionales de estos gremios genera un 75% más de emergencias de las que debería haber en condiciones normales.

Los veterinarios aseguran que los bomberos salvan una media de cien mil gatos diarios solo en España y que, de hecho, si no fuera por ellos, los gatos españoles solo tendrían dos vidas en lugar de siete.

Últimas publicaciones