- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Siete frases de Rambo V con las que conseguir que tu compañero de piso lave los platos y aspire el salón

NUESTROS EXPERTOS TE ASESORAN

A veces la convivencia es difícil y en ocasiones hay que recurrir a estrategias drásticas por las que no debemos avergonzarnos. A continuación, nuestros expertos de Idealista te muestran siete frases de Rambo V con las que conseguir que tu compañero de piso lave los platos y aspire el salón.

Disculpa, ¿te importaría lavar los platos y aspirar el salón, que esta semana te toca a ti? Está claro que tú no eres Sylvester Stallone, y que nunca pronunciarás esta frase como él lo hace ante el General Macillish, pero seguramente tu compañero capte la indirecta y se ponga manos a la obra.

Oye, no has lavado los platos ni aspirado el salón, ¿puedes hacerlo ya? Gracias a este ya mítico diálogo de Rambo V, tu compañero de piso no solo empezará a hacer las tareas del hogar cuando le toque, sino que también empezará a respetarte más.

¿Y si, en lugar de beberte esa cerveza, lavas los platos y aspiras el salón? Esta es una de esas frases que se recuerdan para siempre en una película. Si Rambo en Rambo V consiguió que su compañero de trinchera hiciera las tareas del hogar, tú no vas a ser menos.

Perdona, ¿vas a lavar los platos y a aspirar el salón o no? Lo digo porque vienen mis padres a casa y no quiero que la vean así. Pocas veces hemos visto a Rambo tan encendido como en esta escena en pleno corazón de Vietnam, sin duda una frase muy oportuna para dar un empujón a tu compañero de piso para que colabore en las tareas.

Mira, ya llevo un rato pidiéndotelo y al final me voy a enfadar, si no lavas los platos y aspiras el salón antes de que vengan mis padres, vamos a tener un problema. Cualquier fan de la saga de Rambo que se precie ya se sabe de memoria este diálogo, a poco que tu compañero de piso sea algo cinéfilo seguro que capta la indirecta.

Esto no puede seguir así, si quieres que la convivencia sea sana, tienes que colaborar en las tareas del hogar, no puede ser que lleves tres días sin lavar los platos y sin aspirar el salón, estoy teniendo que comer con las manos y no puedo andar descalzo por la casa. Si esto a Rambo le funcionó en su encuentro con el mercenario salvadoreño Miguel Vargas, a ti también te funcionará con tu compañero de piso.

Vale, al final he lavado los platos y aspirado yo el salón, pero la semana que viene tendrás que hacerlo tú y también encargarte del baño. Blanco y en botella, así de cristalino es Rambo en Rambo V y así de cristalino puedes ser tú también. La próxima vez, tu compañero de piso se lo pensará dos veces antes de ser tan cerdo.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones