- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Juan Carlos I avisa a los esclavos que utiliza en sus cacerías humanas ante su inminente retorno a España: “Estoy desentrenado”

NO DESCARTA QUE SE LE ESCAPE ALGUNO VIVO

El rey Juan Carlos I quiere volver a España cuanto antes y prepara ya su regreso. Será de manera temporal y por una corta estancia, para este próximo fin de semana, en una localidad desconocida (probablemente bosques gallegos), donde se celebrará este viernes un pequeño encuentro de cacería humana, actividad a la que es muy aficionado. El rey emérito comunicó por teléfono la semana pasada a sus compañeros de cacería que quería acudir pero que está «desentrenado», porque lleva desde 2019 sin perseguir a ninguna víctima.

«Mi instinto de cazador está afilado como siempre, pero no sé si estaré a la altura a la hora de perseguir a seres humanos vivos, un tipo de presa que puede suponer un auténtico reto, dado que son más inteligentes que un elefante o un gorila y pueden pensar en estrategias de supervivencia e incluso fabricar armas», se justificó el emérito.

«Dar caza a elefantes es fácil, con los humanos es otra cosa, especialmente si son españoles», dijo entre risas.

La vuelta a España del rey emérito se ha sabido esta semana y desde la Casa Real se ha confirmado que «lo de la cacería humana es más bien una pequeña excusa para volver», pues Juan Carlos I tampoco ha echado tanto de menos estas competiciones organizadas para multimillonarios y aristócratas excéntricos en las que se da caza a humanos frágiles y patéticos a los que se persigue en moto durante horas, disparándoles y muchas veces simplemente hiriéndoles en las piernas para que corran de forma graciosa.

Pese a todo, su falta de entrenamiento no debería suponer un problema porque la mayoría de víctimas no devuelve los ataques sino que se limita a correr o a defecarse encima.

El rey ha pedido a sus amigos paciencia y ha dicho que hará lo que pueda, solicitando que se instalen más trampas de las habituales (fosos con pinchos, cables electrificados, etcétera) en el terreno de juego para tener alguna oportunidad de cazar a alguien. «Yo creo que esta vez alguno sale vivo», ha reconocido riendo pero con ilusión por volver a participar en El Juego.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones