- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Juan Carlos I arruina la visita a La Zarzuela llorando y rompiendo el ramo de flores gigante que había traído para su esposa Sofía

Lejos de lo que mucha gente pensaba, la visita de Juan Carlos I a España no estaba motivada por su afición a las regatas o por la visita a su familia sino, sobre todo, y casi exclusivamente, para ver a su esposa, Sofía de Grecia, a la que no ha visto en dos años. «Sofíaaaa, cariñoooo, ya estoy aquí, mi amooooor», se ha oído decir al emérito al entrar en La Zarzuela en coche, del que se ha bajado para irrumpir corriendo al palacio por su propio pie, mientras sujetaba un ramo de flores gigante.

Según ha podido saber la prensa, don Juan Carlos se ha puesto a llorar desconsoladamente cuando ha sido informado de que Sofía de Grecia no estaba en el palacio sino en Miami. En ese momento, el Borbón ha tirado el ramo de flores a un cubo de basura al que luego ha dado patadas y que finalmente ha levantado sobre su cabeza para tirar a la piscina.

«Noooo, Sofíaaaa, ¿dónde estáaaas?», ha dicho yendo de una habitación a otra y recorriendo todo el palacio, dado que no se podía creer que su esposa hubiera salido del país justo cuando él regresaba para «arreglar las cosas». Luego se ha puesto a llorar desconsoladamente, apesadumbrado por la ausencia de su amada.

«Es la única mujer a la que he querido nunca», ha asegurado entre sollozos y con el corazón completamente roto.

A continuación, ha confirmado a su hijo, Felipe VI, y al personal de la Casa Real que estaba presente, que el motivo de su viaje era pedirle perdón a la reina. «Venía a pedirle perdón y a decirle que lo siento mucho y que nunca volverá a ocurrir [la infidelidad reiterada con mujeres más jóvenes]», ha explicado el emérito.

También ha dicho que el motivo de su «exilio» en Abu Dabi no fueron las irrregularidades detectadas por Hacienda sino la «profunda vergüenza» que sentía por haber traicionado a su esposa, con la que dice tener una «deuda eterna».

A última hora, diversos testigos han confirmado que Juan Carlos I ha subido al tejado del Palacio de la Zarzuela y, mirando al cielo, sigue gritando «Sofia Schleswig-Holstein Sonderburg Glücksbuuuuuuurg, mi reinaaaaa, mi amoooooooor».

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones