- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Tras anular su campaña, Burger King tampoco organizará la Segunda Venida de Jesucristo, que la marca había programado para este viernes como gran acto publicitario

Lamentando haber ofendido a la cristiandad, Burger King, que había puesto en marcha una campaña publicitaria con guiños a pasajes de la Biblia, ha anunciado que retira e interrumpe toda la acción de marketing tras recibir quejas en redes sociales de parte de la comunidad ultracatólica. «Retiramos los carteles, los anuncios en medios y algunas acciones de guerrilla que habíamos programado, entre ellas la Segunda Venida de Jesucristo, previamente programada para este viernes y que finalmente no tendrá lugar, por lo que nadie será salvado», ha confirmado la marca en su perfil de Twitter.

La marca había cerrado un acuerdo de patrocinio con Jesucristo, el hijo de Dios, para convertir la Segunda Venida del Mesías, esperada desde hace casi dos milenios, en un “gran acontecimiento vinculado a Burger King”. “Imagínate, el engagement hubiera sido brutal, con todos los cristianos salvados para siempre, independientemente de que se hubieran portado bien o mal en su vida terrenal, gracias a su cadena de hamburgueserías favorita”, explica un trabajador del departamento de marketing de la compañía.

El acto —que podría ser considerado la mayor operación de brand content de la historia— hubiera adelantado el Juicio Final y permitido a toda la humanidad ascender al fin a los cielos, poniendo fin a la vida en la tierra, al trabajo, al dolor y a todas las otras calamidades vitales, un valle de lágrimas que no tiene más sentido que el de dar la oportunidad a los humanos de expiar el Pecado Originial y ponerse a prueba para ver si deben ser condenados o salvados. «Y gracias a Burger King y su campaña con guiños teológicos, todo eso llegaba a su fin, una pena que se hayan puesto así los ultracatólicos, que son los que más hubieran agradecido ver a Jesús en toda su Gloria», lamenta la marca.

Según Burger King, quien está más disgustado por la cancelación es el propio Jesucristo.

Aunque han trascendido pocos detalles de cómo iba a ser el Apocalipsis, la prensa sí ha podido saber que la marca no le exigía a Jesús ni una mención a Burger King ni a los productos, sino simplemente que condenara a los impíos y salvara al resto, «que habría ascendido directamente al Cielo para estar a la vera del Señor por toda la eternidad, disfrutando de su paraíso eterno infinito, participando de una sensación de felicidad, bienestar, sabor y gozo sin igual que los mortales apenas podemos comprender o poner en palabras».

«Importante: todos los no católicos hubieran sido condenados al infierno, lo que imaginamos que hubiera gustado mucho a los propios católicos, pero no han tenido paciencia con la campaña y al final no podrá ser», lamentan desde Burger King.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones