- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Deciden abrir su relación a más gente tras comprobar que necesitan seis sueldos para comprar un piso

EL POLIAMOR ES LA CONSECUENCIA NATURAL DE QUE HAGAN FALTA SEIS PERSONAS PARA COMPRAR UNA VIVIENDA

Aunque eran monógamos, Pilar y Toni han decidido abrir su relación a más gente y abrazar el poliamor tras comprobar que ellos dos solos no podrían hacer frente a una hipoteca. «El poliamor está mal visto debido a los prejuicios, pero es la consecuencia natural de que necesites a seis personas para comprar una vivienda», dice Pilar riéndose e intentando normalizar su relación, a la que quiere incorporar a cuatro personas más.

Este tipo de relaciones y acuerdos, mal vistos hasta hace pocos años, son cada vez más habituales y se están normalizando, según confirman las estadísticas. Pilar y Toni llevan ya algunos meses contactando con más personas y buscando una relación con al menos cuatro compañeros sentimentales más, lo que les permitiría acceder a un piso con terraza. Para ello están acudiendo a bares, usando las aplicaciones para ligar y pegando carteles por su barrio con el mensaje «buscamos gente para comprar piso en este barrio».

«Lo importante es que no haya celos y que todo el mundo entienda que simplemente es posible compartir tu vida y tu hipoteca con más de una persona… El ser humano, especialmente en este contexto económico, está hecho para amar y firmar contratos con mucha gente», insiste Pilar. La mujer dice que experimentar una sexualidad y una hipoteca abiertas y diversas es enriquecedor para todo el mundo.

«¿Es posible enamorarse de varias personas y de sus sueldos? Yo pensaba que no, pero resulta que sí», afirma su pareja, Toni, que ahora considera que «la monogamia es antinatural, excepto si eres rico».

Ambos, que ya han abierto su relación a dos personas más pero necesitan llegar a seis para poder adquirir la casa de sus sueños, consideran que lo esencial para que una relación poliamorosa funcione es que todo el mundo implicado conozca y consienta al resto, que se establezcan límites y, sobre todo, «ser adultos conscientes de la situación del mercado inmobiliario».

«La diversidad en las relaciones bancarias es el futuro y eso es algo que la gente mayor que pudo pagar un piso en 10 años no puede entender, así que la criminaliza», dicen Pilar y Toni.

Ambos recuerdan, además, que hace falta mucha gente para pagar una única factura de la luz.

ACTUALIZACIÓN: Tras los primeros problemas de convivencia, y en vistas a que necesitan una casa más grande para tener algo de intimidad, Pilar, Toni, Fermín, Esther, María y Manuel han decidido abrir su relación a mucha, muchísima más gente para poder mudarse a una casa gigante con 40 habitaciones.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones