- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Cinco oraciones para conseguir que Dios te baje el alquiler

NUESTROS EXPERTOS TE ASESORAN

Ahora que estamos de lleno en Semana Santa es un buen momento para conseguir una rebaja del alquiler gracias al catolicismo. Sea por culpabilidad o por melancolía, Dios está más sensible de lo normal estos días y es más fácil convencerlo de cosas. Por ese motivo, nuestros expertos de Idealista te enseñan las cinco mejores oraciones para lograr que el Creador te baje el alquiler.

El Padre Nuestro. Bueno, sin duda es la oración más comercial de todas, pero no por ello menos efectiva. Con una buena entonación y la actitud correcta, será muy difícil que Dios no se ablande y te baje al menos 50 euros el alquiler.

Ave María. Sea la oración o la canción de David Bisbal, esta opción siempre funciona. Lo ideal es interpretarla el Jueves Santo, el día en que Dios está más receptivo a este tipo de peticiones económicas.

El Credo. Esta oración es tan larga que, de puro aburrimiento, Dios acaba bajando el alquiler solo para no tener que seguir escuchando. Piensa que millones de personas rezan esto cada día y Él tiene que escucharlas a todas.

Yo Confieso. Además de pedir una rebaja en el alquiler, esta oración sirve para confesar ante Dios que llevas meses sin pagar el alquiler, que de hecho te colaste en la casa en la que vives e incluso que estás robando la electricidad de tu vecino.

“Bájeme el alquiler”. Esto no deja de ser una oración. En concreto es una oración exhortativa o imperativa. A veces con Dios hay que ser directo y decirle claramente qué es lo que quieres de Él.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones