- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Alivio en Europa tras la derrota de Le Pen, pero moderado porque Macron al fin y al cabo es francés

INQUIETUD EN LOS PAÍSES VECINOS

Los periódicos europeos han descrito la victoria electoral del presidente francés, Emmanuel Macron, como un alivio para la Unión Europea después de que el mandatario venciera a su rival de extrema derecha, Marine le Pen, pero recuerdan que al fin y al cabo los franceses se han visto obligados a elegir de nuevo a un francés para dirigir el país, «lo que no deja de ser alarmante y un auténtico toque de atención que pone en jaque a la democracia».

En Bélgica, la sede de la Unión Europea, el diario De Morgen dice que «Europa suspira con alivio» pero recuerda que Macron permanecerá como presidente otros cinco años, lo que garantiza la presencia de un francés en las reuniones con el resto de líderes europeos. «Era elegir entre un francés como él y una francesa como Le Pen, así que podemos estar contentos [con el resultado], pero no olvidemos que Macron es francés, con todo lo que eso supone», decía el editorial de ese mismo diario.

En Alemania, Frankfurter Allgemeine informa de que hay «Alivio en Europa tras la reelección de ugh… Macron, en fin, un francés», mientras que en Italia La Repubblica describe cómo, con Macron, «Europa gana pero tampoco tanto porque, uf, bueno, es francés, ya sabes» y agrega que ganó con «claro éxito» contra la señora Le Pen, «que además de francesa era también fascista y ese ya es un combo inadmisible».

En España, El País dice que Macron «prevalece sobre Le Pen en una Francia fracturada», pero advierte de que la extrema derecha había logrado el «mejor resultado de su historia» en una elección con la mayor abstención desde 1969 «probablemente debido al hecho de que ambos candidatos eran franceses, lo que desmoviliza, lógicamente, el voto».

«Ojalá hubiéramos podido elegir a otro tipo de candidato [no francés], pero por ahora la prioridad es ahuyentar el fascismo», admitía un parisino esta mañana, diciendo que fue a votar tapándose la nariz y haciendo de tripas corazón.

«¿Cómo es posible que los ciudadanos de un país moderno se hayan visto obligados a elegir entre dos candidatos franceses? Conviene hacer autocrítica, y aún diríamos más: ¿Puede ocurrir eso en otros países que no sean Francia?», se lamentaba el francés Le Figaro. Aún así, el rotativo admitía que al menos no se presentó ningún español a las elecciones, «algo que no pueden decir los del país vecino [España]».

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones