- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

«Este hombre lleva razón y está completamente cuerdo», dicen los transeúntes al ver a un loco anunciando el fin del mundo

"CLARO, CLARO", DICE LA GENTE AL VERLE

Un lunático que lleva varias horas en plena calle gritando como un loco que el fin del mundo es inevitable y que vamos a morir todos no ha dejado de recibir elogios de todos los transeúntes, que consideran que es una persona completamente cabal y razonable, según ha podido saber la prensa. “Vaya, qué hombre tan lúcido”, han comentado los testigos al verle enarbolar un cartel en el que pone “El fin se acerca”. 

“¡Noooo! ¡No hay salvación posible! ¡Todo va a acabaaaar!”, ha gritado el hombre intentando alertar a los transeúntes, que lejos de llamar a las urgencias psiquiátricas han asumido que es una persona normal que simplemente lee la prensa. “Pues lleva toda la razón, qué quieres que te diga”, han dicho también varias personas en referencia a un comentario en el que asegura que la historia de la humanidad acabará este mismo año. 

“En absoluto es un conspiranoico sino una persona muy lúcida que ha analizado la situación y ha llegado a una deducción (esto es, la llegada del Apocalipsis) que es indiscutible”, dicen todos los testigos que han presenciado sus esquizoides gritos.

“La verdad es que su análisis es irreprochable”, han dicho tras oírle balbucear que no solo la naturaleza parece estar en guerra con el hombre, sino también el propio hombre consigo mismo y que “una ola de fuego y sangre” acabará con la humanidad. Los únicos reproches que ha recibido el lunático, que claramente necesita ayuda psicológica, es que es absolutamente innecesario salir a la calle a alertar “de cosas tan obvias y que sabe todo el mundo y que tampoco hace falta gritar porque todos las tenemos asumidas”.

Ni siquiera el hecho de que el loco se haya bajado los pantalones en un determinado momento y que se haya puesto a darle patadas a una farola ha hecho pensar a nadie que su comportamiento sea errático dado que, teniendo en cuenta la situación actual, solo la locura, la desesperación y abrazar el absurdo son conductas realmente razonables. 

A última hora, las fuentes han informado de que el maníaco ha gritado “¡Arrepentíoooos!” y todos los transeúntes le han aclarado que ya venían arrepentidos de casa. 

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones