- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Una asistente de vuelo se apresura a cobrar un bocadillo a un pasajero al ver que el avión se está estrellando

“NO SE MUERA, QUE VOY A POR EL DATÁFONO”, LE HA PEDIDO

Viendo que las turbulencias daban paso a una despresurización en cabina y que el avión empezaba a descender sin control hacia el suelo, una azafata se ha apresurado esta mañana a cobrar un bocadillo a un pasajero. “Por favor, págueme ya porque nos vamos a estrellar”, le ha pedido con tono amable mientras el avión caía en picado a más de mil kilómetros por hora.

Debido a los nervios por el inminente accidente aéreo, el pasajero ha sido incapaz de encontrar dinero en efectivo en su cartera. “Juraría que tenía un billete por aquí”, se disculpaba mientras trataba de esquivar las embestidas de la máscara de oxígeno. “¿Te puedo pagar con tarjeta?”, ha gritado para hacerse entender entre los gritos de pánico del resto de los viajeros.

“Por supuesto, no se muera, que voy a por el datáfono”, le ha pedido la azafata con una sonrisa antes de abrirse camino entre la gente amontonada en el pasillo del avión. “Por favor, apaguen los dispositivos electrónicos”, ha ordenado a los pasajeros que intentaban despedirse de sus seres queridos. “Oiga, aquí no se puede fumar”, le ha reñido a un hombre que pretendía echarse el último cigarro de su vida.

Afortunadamente, la azafata ha podido llegar a tiempo al asiento del pasajero con el datáfono y le ha cobrado el bocadillo antes de que el avión se estrellase. La aerolínea ya ha tranquilizado a todo el mundo informando de que los 7,50 euros ya han llegado a su cuenta bancaria.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones