- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

La humanidad empieza una guerra para demostrar que no necesita ningún virus para destruirse

Conforme la humanidad se va recuperando de los estragos provocados por la pandemia, toma cuerpo su voluntad de restaurar el orgullo perdido demostrándose a sí misma que es capaz de provocar muerte y destrucción por sus propios medios, sin la intervención de partículas microscópicas. «Putin ha comenzado una guerra premeditada de consecuencias catastróficas», anunciaba hoy el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, confirmando que el proceso está ya en marcha.

«La naturaleza asestó un duro golpe a nuestro ego, nos hizo sentir pequeños e indefensos», señalan fuentes del Kremlin. De ahí, según los expertos, la urgencia de poner en marcha una escalada de violencia capaz de eclipsar los efectos del virus más devastador.

Fuentes de Naciones Unidas reconocen que «el conflicto con Ucrania era lo que Rusia tenía más a mano», pero sitúan en primer plano «la frustración de Vladímir Putin después de meses y meses de pandemia que le han obligado a recluirse». La humillación sufrida por las grandes naciones por culpa del coronavirus «requiere ahora un desahogo contundente en forma de exhibición armamentística que ponga en primer plano el orgullo nacional».

«Nos coordinaremos con nuestros aliados de la OTAN para garantizar una respuesta fuerte y unida que disuada cualquier agresión contra la Alianza», ha prometido Biden, recordando con cierto alivio que «ahora la principal amenaza no es un virus invisible e incontrolable, ahora las bases del conflicto dependen enteramente de la voluntad de los hombres y de las naciones».

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones