- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

¡Emocionante! A este niño le dijeron que le iba a operar un médico, pero al entrar en quirófano comprobó que la intervención la haría su ídolo Dani Carvajal

EL FUTBOLISTA DEMOSTRÓ SER UN CRACK DENTRO Y FUERA DEL QUIRÓFANO

A veces un pequeño gesto puede suponer mucho para alguien que está sufriendo. Ese fue el caso de Joaquín Parrado, un niño de siete años al que le dijeron que un médico le haría una craneotomía, pero al entrar en quirófano comprobó que la intervención la llevaría a cabo su ídolo, el lateral derecho del Real Madrid, Dani Carvajal.

Durante días, sus padres le iban repitiendo que el mejor especialista en oncología se encargaría de la intervención, sin que el niño sospechase que le estaban preparando una gran sorpresa.

Nada más entrar en quirófano, Dani Carvajal se bajó la mascarilla y le dio la gran alegría al niño, que fue mayúscula cuando se enteró de que el propio internacional de la Selección Española efectuaría la peligrosa intervención.

Dani Carvajal demostró ser un crack, tanto dentro del campo como dentro del quirófano, y realizó él mismo y sin ayuda de nadie el corte en el cuero cabelludo y sobre el cráneo cerca del tumor del pequeño, retrayendo la piel para acceder bien a la zona en la que debía efectuar la incisión. Después usó un tipo especial de taladro para remover la porción del cráneo que estaba sobre el tumor, y entonces empezó con la intervención como el profesional que es, mientras el niño estaba absolutamente encantado.

Era tal la ilusión del pequeño Joaquín que, aunque es una operación realmente dolorosa, ni siquiera fue necesario ponerle anestesia. Dani Carvajal estuvo ocho horas interviniendo al chaval, demostrando que se puede tener éxito y mantener los pies muy en la tierra.

Desgraciadamente, como se trataba de una operación muy compleja, el asunto se complicó y, para no perder al paciente, Dani Carvajal requirió la asistencia de otros compañeros, pues la cirugía, como el fútbol, se hace en equipo. El caso es que el pequeño Parrado es ya la envidia de millones de niños de todo el mundo. Nunca se había vivido algo tan emocionante en el Hospital de la Trinidad de Madrid.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones