- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Diez señales que indican que ha llegado el momento de pedirle matrimonio a tu casero

NUESTROS EXPERTOS TE ASESORAN

A menudo los inquilinos no saben cómo relacionarse correctamente con sus caseros y se acaban poniendo nerviosos delante de ellos. El trato con la persona que te alquila su vivienda es muy importante, pero no es fácil interpretar qué es lo que quiere. Por eso a continuación nuestros expertos de Idealista comparten diez señales que indican que ha llegado el momento de pedirle matrimonio a tu casero.

Tu casero te ha enviado un mail recordándote que no has pagado la última mensualidad. Una persona que no tiene interés en que le pidas matrimonio rara vez te va a escribir por privado.

Tu casero te ha enviado un Whatsapp avisándote de que te ha enviado otro mail recordándote que llevas tres meses sin pagar el alquiler. Absolutamente nadie que no tuviera un interés manifiesto en que le pidieras matrimonio te escribiría un mensaje así de largo.

Tu casero te ha estado llamando por teléfono entre cinco y diez veces diarias dejándote mensajes muy largos en el contestador. No hay más ciego que el que no quiere ver; si en este punto aún no le has pedido matrimonio a tu casero es que quizás no estás tan preparado para comprometerte como pensabas.

Tu casero lleva horas aporreando tu puerta reclamándote el pago del alquiler del último año. Esta es una señal muy clara de que tu casero está desesperado por decirte que sí a una propuesta matrimonial.

El abogado de tu casero ha enviado un burofax a tu abogado. Llegados a este punto, los intentos de tu casero por llamar tu atención empiezan a ser hasta un poco humillantes por su parte.

Tu abogado te ha enviado un mail recordándote que tienes que pagarle las gestiones administrativas que te ha hecho. A estas alturas ya no es que tu casero quiera que le pidas matrimonio, es que tu abogado también está deseando casarse contigo.

Tu abogado te ha mandado muchos mensajes exigiéndote que le pagues por representarte en el juicio que te ganó el año pasado. Al no poder encargarse de los preparativos de la boda, es normal que tu abogado intente distraerse con otras cosas.

Tu abogado ha llamado a tu amigo Rafael, que fue quien te lo presentó, para decirle que eres un sinvergüenza. Un abogado despechado siempre es complicado de manejar, y sus celos respecto a tu casero sin duda no ayudan en absoluto.

Tu amigo Rafael está muy enfadado contigo por lo que le has hecho a su amigo abogado y te recuerda que todavía le debes los 2000 euros que te dejó para que pudieras alquilar el piso. Esto lo único que indica es que Rafael, al igual que tu abogado y tu casero, ya no sabe qué hacer para que le pidas matrimonio.

Tu casero, tu abogado y tu amigo Rafael llevan mucho rato persiguiéndote por la calle. Incluso se han puesto de rodillas para suplicarte, como no te des prisa acabarán siendo ellos los que te pidan matrimonio a ti.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones