- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Un niño que tiene que llevar mañana dos cartulinas al colegio espera pacientemente a que sean las 12 de la noche para decírselo a sus padres

"Me he puesto el despertador porque no quiero avisarles antes", dice el niño

Sin saber muy bien el motivo pero sintiendo, casi por instinto, que tiene que esperar a que sea el último momento, Fermín Blades, un niño de ocho años, está esperando a que sea medianoche para pedirle a sus padres dos cartulinas que tiene que llevar mañana al colegio sin falta. «Podría decírselo ahora pero siento, en el fondo de mi alma, que tengo que esperar a que sea un poco más tarde, a que lleguemos a un punto de no retorno en el que sea virtualmente imposible conseguir las cartulinas», ha declarado Blades, según fuentes cercanas a su dormitorio, donde espera pacientemente a que el reloj marque las doce.

«Podría habérselo dicho a las cinco de la tarde y podría habérselo dicho durante la cena, cuando aún podrían haber salido a la calle a buscar alguna tienda abierta, pero no quiero molestarles y por tanto considero que el mejor momento del día para avisarles es a medianoche, cuando ya esté todo el mundo durmiendo y yo aparezca en el umbral de su puerta, en pijama y con cara de sueño, exigiendo las cartulinas y rompiendo a llorar de puro pánico cuando me digan que mañana no podremos llevar cartulinas a clase», se justifica Blades. El niño admite que podría levantarse ahora mismo para decir lo de las cartulinas, lo que sería más cómodo para todo el mundo, pero prefiere hacerlo a las 12:00.

«Sí, me he puesto el despertador», ha detallado.

El niño confía en que sus padres, por miedo a quedar como los peores padres de su grupo escolar, sepan de dónde sacar el material escolar en plena noche.

ACTUALIZACIÓN, 02:30: La prensa ha podido saber que en estos momentos los padres están masticando los muebles de casa para tratar de convertir la madera en celulosa con su propia saliva en un desesperado intento de fabricar papel en casa.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones

Recibe cada domingo, en tu buzón de correo, un resumen de las noticias más relevantes de la semana.