- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Se toma dos cafés por la mañana y ahora es dos personas

LA PRIMERA PERSONA SE CREE SUPERIOR PORQUE SU CAFÉ ERA NESPRESSO

Javiera García ha cometido hoy la imprudencia de tomarse un café a las ocho de la mañana en su casa y, apenas media hora más tarde, tomarse otro en la oficina. El resultado: ahora es dos personas.

«Hasta que no me tomo un café por la mañana no soy persona, como tanta otra gente. Lo que no sabía era que, si me tomaba dos en poco tiempo, me iba a ver en estas», comenta Javiera García segunda. «Bueno, el café me lo he tomado yo, ella ha venido después», matiza Javiera García primera, aunque su compañera defiende que ambas forman parte de la misma identidad y pueden hablar la una en nombre de la otra. «Otra cosa es que ella sufra el síndrome del príncipe destronado», agrega con sorna.

El primer café ha sido Nespresso y el segundo Dolce Gusto. Como consecuencia de ello, la primera Javiera García muestra una actitud un tanto más altiva que la segunda, que confiesa sentirse un tanto despreciada por su compañera. «Como vine después, parece que importo menos. Pero no soy menos persona que Javiera uno», defiende.

Los expertos creen que, hasta que no pase el efecto de la cafeína, las dos personas tendrán que aprender a convivir. De momento, ambas discuten para decidir cuál de las dos debe ir a buscar a los niños al colegio. «Yo he acabado los tres informes que había que entregar esta mañana mientras me tomaba el café del que ha salido ella. Lo mínimo es que asuma ella esta responsabilidad familiar», argumenta la primera Javiera García. La segunda, sin embargo, aduce que «cuando ella se comprometió a recoger a los críos, yo aún no existía».

La duda que tienen ambas personas es cuál de las dos permanecerá en su ser al eliminarse el café del organismo. «Me gasto una pasta en Nespresso, lo lógico es que me quede yo», defiende una, mientras que la otra considera que «precisamente porque mi café es más barato, primará la rentabilidad». El tiempo acabará de confirmar cuál de las dos está en lo cierto.

Al cierre de la edición, se ha sabido que las dos personas se han fumado un cigarro y han hecho un muñeco de barro idéntico.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Últimas publicaciones

Recibe cada domingo, en tu buzón de correo, un resumen de las noticias más relevantes de la semana.