- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Uno de cada ocho jugadores de la ruleta rusa no llega a fin de mes

“DE LA RULETA RUSA NO SE PUEDE VIVIR”, LAMENTAN LOS JÓVENES

La precariedad que se vive en la élite de la ruleta rusa ha saltado a la actualidad esta semana, ya que se ha sabido que uno de cada ocho jugadores de esta disciplina no llega a fin de mes. “Algunos ganan grandes cantidades de dinero, pero tienen carreras muy cortas”, lamentan los expertos.

“Es un juego en el que hoy estás aquí y mañana estás allí, hay muy pocas certezas”, protesta el Capitán Centollo, jugador que lleva seis meses compitiendo. Son muy pocos los afortunados que han conseguido ganarse la vida con este juego. “Hay mucha presión, los mejores jugadores de la historia se han acabado suicidando”, recuerdan los especialistas en esta disciplina.

Cada vez son menos los jóvenes que se quieren dedicar a este juego. “De la ruleta rusa no se puede vivir”, certifica el Capitán Centollo. La falta de afición es alarmante, en las calles españolas ya es prácticamente imposible ver a niños jugando con las pistolas. “Los críos están disparando en los videojuegos en lugar de hacerlo en el mundo real, es muy triste”, declaran desde la Federación de Ruleta Rusa Española.

Muchos padres se han quejado de las pocas facilidades que hay para poder practicar la disciplina. “Las pistolas son muy caras y las balas no se pueden reutilizar”, se quejan poniendo el foco en la organización. “Con estos precios se están pegando un tiro en el pie”, concluyen.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones