- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Una merluza sale del horno con «jet lag» porque cambiaron la hora del reloj en plena cocción

LOS COMENSALES HAN TENIDO QUE PINCHARLA CON EL TENEDOR PARA QUE NO SE APELMAZARA

Desorientada y con mucho cansancio. Así ha salido del horno este mediodía una merluza que, pese a descansar sobre un lecho de patata, ha sufrido los efectos del cambio horario. El dueño del electrodoméstico, Julio Gutiérrez, quiso aprovechar la espera durante la cocción para ajustar el reloj digital del aparato, retrasándolo una hora.

«Me hierve la sangre», confesaba la merluza, que no comprende que Gutiérrez provocara el desfase horario pudiendo haber esperado o incluso haberse adelantado al momento en el que a ella le tocaba introducirse en el horno. «Ahora no sé si estoy suficientemente hecha o no, porque al atrasar una hora es posible que haya salido antes», se lamenta el pescado, que considera que el horno ha actuado como una «máquina del tiempo que ha alterado mi sabor y mi consistencia».

Con ojos de haber dormido poco, la merluza ha requerido la ayuda de los comensales, que la han pinchado con sus tenedores para que no se apelmazara. «No sé si voy o si vengo», se quejaba la merluza, aún tendida sobre la bandeja refractaria. «El vino blanco tampoco ha ayudado», agregaba.

Gutiérrez ha adelantado a la prensa que los trozos de merluza que sobren se congelarán, con lo cual el pescado vivirá fuera del tiempo hasta que sea finalmente descongelado, momento en el que se encontrará de repente en un punto indeterminado del futuro, en un lugar desconocido y apartado del hábitat natural en el que comenzó su largo viaje.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones