- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Tras meterse en una misa en honor a Franco por error, Pablo Casado entró en un bar franquista por error y, al tratar de huir de allí, asesinó a 15 milicianos republicanos por error

“¡HA SIDO TODO UN GOLPE DE MALA SUERTE Y UN CÚMULO DE CONFUSIONES!”, DICE EL POLÍTICO POPULAR

Lamentando su mala serte, Pablo Casado, el líder del Partido Popular, ha asistido “por error” a una misa en honor al dictador en el aniversario de su muerte, según ha podido saber la prensa. Al darse cuenta de lo problemática que podía ser su presencia en un homenaje al dictador, Casado trató de huir de la iglesia y se refugió en el primer bar que vio abierto, donde algunos curiosos se hicieron fotos con él y las publicaron en redes sociales acompañadas del texto “¡¡Aquí, con Pablo Casado, en el ‘Bar Mesón Viva el Caudillo’, un bar franquista de los que ya no quedan!!”.

Desde el PP explican que, cuando el político se dio cuenta de la afiliación del local, trató de huir en coche a toda prisa al grito de “¡¡Lo siento, lo siento, yo no soy franquista!!”, momento en el que atropelló sin darse cuenta a 15 milicianos republicanos. “¡¿Pero de dónde han salido estos republicanos!? ¡¿Qué pesadilla es esta!?”, gritó el líder popular tras el accidente. El partido también explica que los cadáveres de las víctimas cayeron, tras rebotar en un poste, justo en un agujero que había en una cuneta de la carretera, algo que ha sido fruto de la casualidad “y en absoluto trata de rememorar o repetir escenas de la Guerra Civil”. 

Casado, huyendo a pie por la carretera y procurando no ser retratado en ningún momento, se topó a los pocos segundos con un tramo en obras y, de nuevo por error, tropezó y cayó de cabeza sobre un cubo de alquitrán, lo que le obligó a entrar en una peluquería para afeitarse casi toda la barba y raparse la cabeza al cero, lo que explica que ahora vaya con la cabeza completamente rapada, al estilo de los jóvenes neonazis. “El único trozo de barba que se ha salvado es un trocito pequeño justo debajo de la nariz y que solo recuerda al de Adolf Hitler por casualidad”, han justificado desde el PP. 

Según ha podido saber la prensa, al llevar el traje completamente manchado de brea, el político popular decidió comprar ropa nueva y “dar explicaciones sobre estos lamentables errores cuanto antes”, pero debido a un inexplicable error, lo que acabó adquiriendo en lugar de un traje fue un uniforme completo del bando sublevado franquista de 1936. “¡¡No es lo que parece!!”, dijo Pablo Casado a los transeúntes que se empeñaron en hacerse fotos con él. Desde su formación han explicado que el lamentable descuido se debió a que el político, ya bastante nervioso, confundió una tienda de memorabilia militar llamada ‘El pequeño Caudillo’ con un Zara.

A fin de demostrar su repudia del fascismo, confirmar su adhesión definitiva a los valores constitucionales y disipar cualquier tipo de dudas sobre sus simpatías con la dictadura, Pablo Casado entró de inmediato en una tienda de tatuajes para estamparse la bandera de España sobre la piel pero, debido a otro error, acabó con un dibujo del águila franquista que le cubre toda la espalda. “¡No sé qué ha pasado!”, admitió Pablo Casado entre lágrimas al salir de la tienda de tatuajes, llamada ’Tatuajes 88’.

A última hora, Casado, llorando, con los nervios destrozados, la cabeza rapada como un neonazi, bigotillo de Hitler, un tatuaje fascista en la espalda y luciendo un uniforme completo del Bando nacional, ha irrumpido en el Congreso para aclarar ante todos los representantes su adhesión a la Constitución y a la democracia pero, debido a un error, ha gritado “¡Quieto todo el mundo!” y ha disparado al aire con una pistola que ni él mismo sabía que llevaba encima.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones