- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Desalojan el océano Atlántico porque un niño orinó en el agua

LA TEMPERATURA HA SUBIDO UN GRADO Y SE TEME QUE PROVOQUE CAMBIOS CLIMÁTICOS IRREVERSIBLES

Salvamento Marítimo ha vivido hoy una de las jornadas más ajetreadas que se recuerdan. Rafael Candau, un niño vigués, ha orinado en la playa de Samil y ha obligado a desalojar todo el océano Atlántico. Bañistas de todo el mundo, barcos y hasta los trabajadores de las plataformas petrolíferas han tenido que abandonar el agua a la carrera.

El orín del niño se extendió esta mañana a gran ritmo por el mar y acabó sembrando el pánico generalizado. “Me estaba bañando tranquilamente y noté una corriente caliente a la altura de mi cadera”, relata un bañista de la costa argentina. Salvamento Marítimo lleva horas desalojando el océano esperando a que la orina se acabe disolviendo. “Son solo unas gotitas, no hay de qué preocuparse”, ha intentado tranquilizar el presidente de la Junta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en la línea de Mariano Rajoy.

Además de la insalubridad que provoca el orín en el agua, su presencia ha elevado la temperatura del océano un grado y ahora se teme que el niño haya provocado cambios climáticos irreversibles. “Ha sido la gota que ha colmado el vaso, ese niño se ha cargado todo el equilibrio climático”, lamentan desde Greenpeace.

No es la primera vez que el pequeño Candau, conocido como El Pispa, provoca daños irreparables en el planeta Tierra. El año pasado ya rompió la pantalla del televisor de sus padres de un balonazo, provocando el desalojo inmediato de todos los trabajadores de RTVE.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones