- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Una chica se excusa por su mal humor diciendo que está «en esos días», refiriéndose a la crisis estructural del capitalismo y a la deriva decadente de una sociedad sin valores

ADMITE QUE, "EN ESOS DÍAS DEL MES", EL DIAGNÓSTICO LÚCIDO DE LOS HECHOS LA HUNDE EMOCIONALMENTE

Mireia Baltimor, empleada de la oficina barcelonesa de Jenkins&Co., ha discutido esta mañana con algunos compañeros y ha hecho gala de un carácter esquivo e irritable muy poco común en ella. Conscientes de que es una persona dulce y agradable la mayor parte del tiempo, sus colegas le han preguntado si se encontraba bien y Baltimor, de repente, ha caído en la cuenta de que está «en esos días», es decir, en plena crisis estructural del sistema capitalista, con las grandes potencias mundiales incapaces de afrontar el enorme desafío del cambio climático y en un contexto en el que el autoritarismo, la desinformación y la desconfianza en las instituciones democráticas hacen mella y degradan la convivencia entre los ciudadanos.

«No me hagáis caso, es que estoy en esos días de crisis absoluta de los valores ilustrados y de falta de proyectos comunes que pongan de acuerdo a la ciudadanía para luchar en pos de los grandes pilares que construyen y mejoran la civilización, tales como la educación, el humanismo, la confianza en el método científico y el rechazo sin paliativos a ideas dogmáticas que, como entidades parasitarias, aprovechan los mismos cauces democráticos que luego pretenden socavar», ha aclarado esta trabajadora, disculpándose por no ser capaz de sobreponerse «a una realidad cruda que, como una lluvia fina y ácida, merma nuestra estabilidad emocional y se expresa en forma de ansiedad latente y en ocasiones incluso manifiestamente aguda y paralizante».

«Ah, bueno, tía, sin problema, tómatelo con calma que lo entendemos perfectamente», ha señalado su inmediato superior, un hombre de 45 años que, aunque se esfuerza por ponerse en el lugar de su subordinada, en realidad nunca ha vivido en sus carnes la sensación de ahogo a la que conduce la toma de consciencia de la deriva social y política en la que estamos inmersos, realidad de la que muchos logran abstraerse abrazando el consumismo o el entretenimiento vacío de una cultura que engancha e infantiliza a la gente, aprovechando sus flaquezas psicológicas y su falta de bagaje crítico.

Acabada su jornada laboral, ya en casa y comiendo helado mientras veía episodios antiguos de «Anatomía de Grey», Baltimor ha terminado de confirmar que está «definitivamente rara» por encontrarse «en estos días del mes en los que un diagnóstico lúcido de los hechos te hunde emocionalmente».

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu ayuda para seguir construyendo tu Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones