- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Un adolescente intenta suicidarse saltando a las vías del tren de Extremadura y, ya maduro, desiste tras haber reflexionado y encontrarle un sentido a la vida

"EN LA ESPERA HALLÉ ESPERANZA", RECONOCE

«En la espera hallé esperanza». Con estas palabras reconocía esta mañana Ramón Leandro Quiroga que el tiempo ha acabado por disipar sus ansias suicidas. Quiroga se arrojó hace años a las vías del tren de Extremadura porque ya no quería vivir. «Pero hasta para morir hay que ponerse a la cola», reconoce. La madurez le ha permitido darse cuenta finalmente de que la vida merece la pena.

«Me tiré a las vías pensando que todo acabaría pronto, iluso de mí, como si alguna vez me hubiera salido algo bien a la primera», comenta el hombre. Como pasaban los días, los meses y los años y el tren no llegaba para aplastarlo, tuvo mucho tiempo para reflexionar. «Me di cuenta de que la frustración determinaba mi existencia, quería la felicidad y la quería ya. Pero hay que aprender a anhelar lo que está a nuestro alcance. Si deseas ser feliz pero la felicidad está lejos de lo que puedes conseguir, nunca serás feliz. Si en vez de querer ser feliz deseas otra cosa más fácil, como para despistar, al alcanzarla serás feliz», sentencia meditabundo.

Quiroga se percató de que, tanto para suicidarse como para encontrar las ganas de vivir, iba a necesitar tiempo. «Decidí entonces abrazar lo que llegara primero, sin presión», comenta.

Al cierre de la edición, cuando el hombre ya estaba decidido a levantarse y recuperar su vida, el tren de Extremadura pasó. «Basta con que dejes de quererlo…» se le oyó decir segundos antes de desaparecer bajo la mole de metal.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu ayuda para seguir construyendo tu Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones