- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Los niños españoles ya tienen más clases extraescolares que escolares

PROLIFERAN LOS CURSOS DE MASCARILLAS FFP2, GANCHILLO/SORORIDAD Y POLE DANCE

Según un reciente estudio realizado por el Instituto de la Infancia, la mayoría de los niños españoles cuenta desde infantil hasta secundaria con un volumen de actividades extraescolares que ya supera el número de clases impartidas en horario escolar.

“Mi hijo no sabe leer, pero sabe jiu-jitsu, que es mucho más útil hoy en día”, declara Irene Carreño, madre de un niño de ocho años que este curso comienza además un taller de mascarillas ffp2.

El estudio recoge que, entre inglés, piscina, música, baile, patinaje, manualidades con reciclaje, ganchillo/sororidad, trapecio, cocina vegana, talleres de ayuno intermitente o mindfullness, madres y padres apenas recuerdan dónde deben recoger a sus hijos a las siete de la tarde o dónde tienen que acudir a dejarlos tras la salida del colegio.

“Mis padres nunca me llevaron a clases de capoeira y yo quería darle a mi hija esa oportunidad que no tuve. Lo malo es que coincide con el día de Kabuki y tenemos problemas para compaginar”, confiesa Manuel Moreno Villar, con tres niños en edad escolar y veintiséis grupos de Whatsapp relacionados con las actividades de sus hijos.

Los expertos afirman que es positivo estimular el desarrollo de los menores, pero alertan del peligro de superar las cincuenta y dos clases extraescolares al mes, ya que está comprobado que los niños también necesitan tiempo para aburrirse. La Asociación de Extraescolares Española (AEE) no ha tardado en reaccionar poniendo en marcha una nueva actividad para este curso: “Multiaburrimiento”, que consiste en acudir a una clase sin ningún contenido tanto en inglés como en español para no hacer absolutamente nada durante hora y media, cubriendo así el cupo de aburrimiento recomendado.

Sin embargo, algunas familias han renunciado a las actividades extraescolares tras comprobar que sus hijos comenzaban a sufrir las consecuencias, como relata Inma Trull Ortiz: “Yo recogía a la cría del colegio a las 17h para llevarla a patines en francés a las 17:30 los lunes y los miércoles, y a las 19h la recogía mi suegro para llevarla a clase de robótica los martes y de teatro en euskera los jueves, tras la clase de piano en inglés. Pero comprobé que la niña entraba hablando en lituano a su clase de pilates y llevaba el contrabajo a su clase de patines, confundiendo a su canguro con su abuelo y pensando que su padre era el monitor de voleibol, así que intuí que algo no iba bien y ahora solo acude a terapia en español”.

Frente al debate de si conviene que las niñas de cinco años asistan a clases extraescolares de pole dance, la respuesta es unánime: “al menos acaba a las 19h y así me da tiempo a pasarme antes por Mercadona”.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu ayuda para seguir construyendo tu Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones