- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

La Fiscalía advirtió al rey emérito de que Corinna no era su esposa antes de que se acostara con ella

JUAN CARLOS I SABÍA QUE NO SE ESTABA VIENDO CON SU ESPOSA SINO CON OTRA PERSONA

Este contenido es posible gracias a las personas que respaldan El Mundo Today con su suscripción. Ayúdanos a seguir siendo el mejor medio de información del país y suscríbete.

La Fiscalía del Tribunal Supremo avisó en abril, junio y septiembre de 2004 al rey emérito de que Corinna zu Sayn-Wittgenstein, a la que había conocido ese año en una fiesta de tiro, no era su esposa. Cada una de esas notificaciones formales se correspondía con unas diligencias previas abiertas por el fiscal Juan Ignacio Campos, que sospechaba que el emérito iba a cometer adulterio.

Esas notificaciones fueron genéricas y en ellas solo se le comunicó que estaría siendo infiel a doña Sofía de Grecia, pero sin entrar en detalles sobre las consecuencias que ello podría acarrear. Habrá que determinar si esas notificaciones se pueden considerar como «conocimiento formal».

No fue hasta 2014 que Juan Carlos I y Sofía de Grecia decidieron llevar ya vidas totalmente separadas, aunque las notificaciones de la Fiscalía prueban que el emérito disponía de información suficiente para prever esa ruptura sentimental. «Queda demostrado que él sabía que la persona con la que se estaba viendo no era su mujer», señalan fuentes del Supremo.

Al cierre de la edición, se ha sabido también que la Fiscalía había informado también a Juan Carlos I de que Suiza no forma parte de España.

spot_img

Suscríbete a nuestro boletín de titulares

Últimas publicaciones

spot_img
spot_imgspot_img