- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Guion exhaustivo para hacer la visita perfecta al piso que quieres comprar y ahorrarte entre 100 y 150.000 euros sobre el precio inicial

HAY ALGUNAS FRASES QUE PUEDEN AHORRARTE MUCHO DINERO

Si tienes intención de convertirte en propietario de una vivienda es posible que te aterre la posibilidad de que acabes comprando un piso o una casa con algún defecto importantísimo que no supiste ver durante las visitas que te hizo el comercial de la inmobiliaria. Es por ello que los expertos de Idealista.com han elaborado un guion de 10 pasos que debes seguir para averiguar posibles defectos del piso y, además, conseguir una rebaja sustancial sobre el precio de venta inicial.

Paso 1. El comercial te esperará en el portal del edificio. Tú y tu pareja (si no sois dos personas, olvídate porque no vas a poder pagarlo) le saludáis fríamente. Es importante que en este momento demuestres experiencia, que vea que compras pisos CADA DÍA pronunciando alguna de estas frases:

  • «Bueno, pues a ver si añadimos otro pisito a la colección… Es que los colecciono porque yo soy… (susurrando y mirando a los lados) un fondo buitre de esos. Soy yo, yo soy el fondo buitre.»
  • «¿Venden pisos aquí? Póngame diez.»
  • «Compro pisos de estos cada día pero es problemático porque luego no sé qué pisos son míos y qué pisos son de otra gente, así que me genera muchos quebraderos de cabeza esta afición mía a ser propietario. ¿Qué puedo decir? Me encanta comprar pisos.»
  • «Soy experto en ser propietario de propiedades.»

Paso 2. Rehusa subir a tu piso en ascensor, demuestra fortaleza física usando las escaleras. Aprovecha para llamar al timbre de todos los vecinos y comprobar si son gente paciente, comprensiva y pacífica.

Paso 3. Antes de entrar al domicilio pronuncia una de estas tres frases para demostrar desdén por el piso y asegurarte una rebaja de 20.000 euros por lo menos:

  • «Uf, tiene puertas… mal asunto. No me gusta.»
  • «Vaya… así que está a la venta… algo malo tendrá.»
  • «Esta casa es una mierda, me voy.» (Y, efectivamente, te vas, confiando en que el comercial te perseguirá durante cinco manzanas).

Paso 4. Interésate por la calidad de las paredes y quéjate de que sean:

  • Demasiado verticales.
  • Demasiado blancas.
  • Demasiado duras.
  • Difíciles de escalar.

Paso 5. En el baño, pronuncia una de estas frases:

  • «¡Qué asco! Si alguien ha hecho caca aquí antes, no me interesa.»
  • «No sé lo que es esto, no lo quiero.» (señala al retrete y pon cara de sorpresa).
  • «Uf, mucha humedad en este piso, eh… Mucha agua veo. Demasiada.» (abriendo todos los grifos).

Paso 6. Los comerciales usan un montón de jerga para disimular algunos defectos, haz tú lo mismo. Si el piso es de «obra nueva» insiste en llamarlo «vivienda de poca experiencia». Si está «reformado» usa la expresión «distinto». Y si está situado en «finca regia» di que es «de antiguo régimen».

Paso 7. Insiste en que pensabas que el piso sería más diáfano. Acaricia una pared y pregunta si se puede derribar.
Luego haz lo mismo con las otras 24 paredes del piso.
Pregunta si el techo se puede derribar.
Pregunta si el suelo se puede derribar.

Paso 8. Mira al comercial a los ojos fíjamente durante 20 minutos. Luego dile «confiesa». Es posible que en este momento el comercial se derrumbe, rompa a llorar y te explique él mismo algunos de los defectos de la propiedad que tú habías pasado por alto. 

Paso 9. Cuando el comercial te pregunte por qué has venido con un vagabundo al piso dile que es tu tasador particular. Consúltalo todo con él. Si vomita, mejor. Señala al vómito y dile al comercial «ofrezco esto». Espera su respuesta.

Paso 10. ¡El comercial os ha echado del piso! Perfecto. Ahora toca esperar su llamada con una rebaja de 150.000 euros sobre el precio inicial. ¡Le has puesto contra las cuerdas!

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu ayuda para seguir construyendo tu Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones