- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

“¿Os lo vais a quedar? Es para ir buscándome yo otro sitio”, dice un agente inmobiliario sin molestarse en esconder que está viviendo en el piso que trata de vender

“IMAGINAOS EL PISO CON MENOS CAJAS DE PIZZA Y ROPA TIRADA POR EL SUELO”, HA PEDIDO

“¿Os lo vais a quedar? Es para ir buscándome yo otro sitio”, ha preguntado esta mañana un agente inmobiliario sin molestarse en esconder que está viviendo en el piso que trata de vender. Después de una visita bastante incómoda, en la que el agente inmobiliario estaba en pijama y un niño de ocho años desayunaba cereales viendo la tele en el salón, la pareja que ha ido a ver el piso se ha quedado bastante dubitativa. “El piso nos gusta, pero no queremos dejar en la calle al comercial”, se sinceran.

Enrique Capote, de 37 años, se mudó al piso poco después de su divorcio y desde entonces vive en él porque, según sus propias palabras, “así es más fácil de enseñar y puedo trabajar desde casa”. Una semana al mes tiene a su hijo en casa, y así enseña a los compradores interesados que el piso es apto para los niños. “Me gusta mantener los pisos calientes mientras nadie los compra o alquila”, expresa.

“Imaginaos el piso con menos cajas de pizza y ropa tirada por el suelo”, ha pedido a la segunda visita que ha venido a ver el inmueble. “Yo me estoy bañando con estas cacerolas llenas de agua, pero la ducha funciona bastante bien”, ha informado en el baño.

“Lo mejor de este piso es que está muy cerca del Tagliatelle”, ha repetido en varias ocasiones. “Si queréis beber algo, en esa lata todavía queda algo de cerveza”, ha ofrecido para hacerles sentir más cómodos. «Yo no compraría armarios porque puedes vestirte con bolsas de la basura como hago yo y así cuando se rompen las tiras», ha recomendado.

La prensa ha podido saber que, de momento, ninguna de las visitas ha hecho una oferta por el inmueble, así que Enrique se ha ofrecido a compartir piso con ellos. “Si lo veis muy caro yo me puedo quedar y así dividimos gastos”, les ha gritado desde la ventana cuando los visitantes ya estaban en la calle.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones