- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Un niño explota en mil pedazos por beberse una Coca-Cola horas después de tragarse un Mentos

EL MENOR DESOYÓ TODAS LAS RECOMENDACIONES DE SU MADRE

Horrible tragedia la que se vivió en Madrid en la tarde de ayer. Un niño de apenas ocho años explotó en mil pedazos por beberse una Coca-Cola horas después de haberse tragado un caramelo Mentos. La mezcla que se formó en su estómago fue letal para este menor vecino de la capital, que a los pocos segundos de ingerir el refresco estalló causando numerosos daños materiales.

La Policía Nacional ya investiga por qué los padres del niño dejaron que experimentara con una mezcla tan letal. Los vecinos que fueron testigos de la explosión están traumatizados. “Ya está aquí la guerra”, exclamó la abuela del niño al oír la detonación. “Primero vimos mucha espuma saliendo de la boca del chaval, después escuchamos un tremendo estruendo y cuando nos quisimos dar cuenta el niño no era más que una nube de polvo”, lamenta una vecina.

Los padres del niño explotado aseguran que llevaban años prohibiéndole mezclar Coca-Cola y Mentos, pero el menor desoyó todas las recomendaciones propiciando el trágico final. Los restos de la explosión se han esparcido por toda la ciudad, llegando incluso a lugares de la periferia como Getafe y Alcorcón. La madre, aún en shock, recorría las calles horas después de la deflagración espantando a los perros que se acercaban para lamer los restos del fallecido.

“El Mentos todavía no había ni empezado a digerirse cuando se bebió la Coca-Cola, por eso la explosión fue tan descomunal”, explican un técnico del cuerpo de bomberos de Madrid. Ahora, el pequeño Andrés se ha fusionado con la boina de contaminación de la capital.

Miles de niños mueren cada año en España por mezclar Mentos y Coca-Cola, siendo esta la segunda causa de mortalidad infantil. La primera son los cortes de digestión que se producen al bañarse en la playa sin esperar a que pasen al menos dos horas desde la última comida.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu ayuda para seguir construyendo tu Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones